Gerardo Lamadrid

Buscapié

Por Gerardo Lamadrid
💬 0

Opinión sobre opinar

Agradezco a Marisa Vega y sus estudiantes de Opinión Pública por su inspiración.

Tratamos nuestras opiniones como artículos de primera necesidad y posesiones preciadas. Las consumimos y alardeamos, ignorando cómo el opresor las impone y regula. Obviamos que “tener” una opinión es solo actuar: opinar, más reaccionar a otras opiniones.

Supuestamente, vivimos una era “posverdad” de “hechos alternativos”. Sin embargo, si insinuamos que inventamos los “hechos” que nos convienen, esto no es nada nuevo. Repitiendo que “ya no hay verdad”, nos lo creemos. Mas esto tampoco es cierto. Decir algo ad nauseam no convierte dicha creencia en hecho. La verdad no está en juego; siempre han sido las opiniones.

En el pensamiento científico se mantiene que lo verdadero es aquella idea que corresponde a la realidad. Además, se confía en un método. Paul Feyerabend, quien apoyaba el uso de muchos métodos, llamaba su propuesta “anarquismo epistemológico”. La adopto y la adapto a nuestro caso: hay una verdad, muchas maneras de alcanzarla, y demasiadas opiniones.

Reitero: las opiniones no son sagradas. Respetemos el derecho a opinar, intentemos respetar al opinante, pero jamás creamos que hay que respetar opiniones. Quienes no saben defender las conclusiones que han derivado de sus prejuicios y juicios, dirán: “respeta mi opinión”. Luego, la mayoría tratará de convencerte de que su opinión es idónea y certera.

Esto provoca una peligrosa dialéctica. La verdad es la materia prima y la interpretación que prevalece (por obra y gracia de la inteligencia, o el tirano) es la síntesis, pero en medio hay opiniones: “no las puedes debatir”, pero son lo único que se puede debatir.

Prueba lo siguiente: la mejor opinión es la que menos opina. Con datos y marcos teóricos sólidos, no necesitamos opinar a ciegas. Las autoridades “democráticas” quieren que “opines”: no quieren que las retes diciendo la verdad.

Otras columnas de Gerardo Lamadrid

lunes, 11 de febrero de 2019

Responsabilidad en las alternativas del futuro

Gerardo Lamadrid plantea que existe una alta responsabilidad de las empresas privadas de actuar para conservar y proteger los recursos naturales del planeta. Expone que la misma es mayor que la de cada ciudadano individualmente

lunes, 14 de enero de 2019

Sin preservativos

Gerardo Lamadrid argumenta sobre la necesidad de iniciativas abarcadoras de educación sexual para fomentar el bienestar de la población de Puerto Rico

martes, 11 de diciembre de 2018

En carne propia

El escritor Gerardo Lamadrid argumenta sobre el severo daño que causamos al planeta y las repercusiones que pronto sufriremos en carne propia

💬Ver 0 comentarios