Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

Otro contrato cuestionable

Como bien dice un conocido refrán, éramos muchos y parió la abuela.

Este popular refrán le viene como anillo al dedo al contrato por sobre $260,000 que la Autoridad de Energía Eléctrica concedió en mayo al consultor financiero Víctor H. Peña Vargas como asesor del nuevo director ejecutivo de la corporación pública, Walter M. Higgins.

Como si no fueran suficientes los $450,000 anuales de salario otorgados a Higgins, sin contar los beneficios marginales que duplican esa cifra, Peña Vargas entra a la AEE como una especie de “chief of staff”, un puesto que los conocedores señalan debe ser ocupado por un empleado a tiempo completo, no por un contratista.

Curiosamente, la voz de alarma sobre este contrato conferido por Higgins a Peña Vargas fue dada por la contralora de Puerto Rico, Yesmín Valdivieso, quien lo develó en una entrevista radial.

¿Acaso no recuerda Higgins que dirige una Autoridad de Energía Eléctrica en quiebra e incapaz de garantizar un servicio de electricidad confiable?

Mientras unos 100,000 abonados carecen de servicio electricidad casi nueve meses después del paso del huracán María, el 20 de septiembre de 2017, la AEE parece que no sabe cómo más despilfarrar los escasos fondos con los que cuenta para operar.

Hay que fijar responsabilidades y no jugar con la opinión pública, como pretende el secretario interino de la Gobernación, Luis G. Rivera Marín, que ahora dice que le dio paso a la contratación de Peña Vargas sin estudiar a fondo el contrato.

Es obvio que ni Rivera Marín, ni funcionario alguno de la Fortaleza, puede encargarse de la investigación de este asunto, que debe atenderse con la transparencia que no se le dio al proceso acelerado de endoso del controvertible contrato que se traduce en $22,500 mensuales para el consultor financiero de Higgins.

Esa cifra prácticamente equivale al salario anual –no mensual, sino anual—de un maestro o de un policía.

Al menos públicamente se desconocen las credenciales del asesor financiero, que tendría entre sus funciones trabajar con el departamento de Finanzas de la AEE para optimizar pagos a suplidores; mejorar las operaciones contables de la corporación pública y sus subsidiarias, así como proveer supervisión general y asistir a Higgins en el mejoramiento de la operación.

La AEE cuenta ya con personal dedicado a todas esas funciones, además de que tiene suscrito un contrato por $5 millones anuales con la compañía Filsinger Energy Partners que se relaciona con esas mismas áreas. No queda claro si el contrato con Filsinger será rescindido o modificado para evitar más duplicidad de funciones.

Parece que la historia se repite. Está fresco en la memoria, y sin haberse fijado responsabilidades adecuadas, el caso de Whitefish Energy, la pequeña compañía de Montana contratada por $300 millones a raíz de María y que tuvo que ser despedida a causa de la presión pública y congresional. La única consecuencia conocida fue la salida del entonces director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, quien contrató a Whitefish.

Vemos así que mientras el pueblo está asfixiado con el alza exorbitante en los precios de los alimentos, la gasolina y los servicios públicos, entidades gubernamentales como la AEE siguen despilfarrando fondos públicos. ¿Hasta cuándo?

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

jueves, 20 de septiembre de 2018

Retrospección sobre María

La periodista Irene Garzón Fernández declara que poco o nada se ha hecho para mejorar la respuesta a fenómenos como María

viernes, 14 de septiembre de 2018

El misterio del agua

La periodista Irene Garzón Fernández cuestiona de quién es la culpa de que el agua abandonada en Ceiba no llegara a los necesitados

miércoles, 5 de septiembre de 2018

La CEE con nuevo presidente pero sin reformas

La periodista Irene Garzón Fernández expresa que la CEE, considerada por muchos un elefante blanco en medio de la sala, debería tener una operación limitada al año electoral

viernes, 31 de agosto de 2018

Para honrar a los muertos de María

La periodista Irene Garzón Fernández declara que en el gobierno no hay arrepentimiento ni propósito de enmienda tras la confirmación de las muertes por María

💬Ver 0 comentarios