Charlie Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Charlie Rodríguez
💬 0

Otro espejismo de los populares

El Partido Popular se niega a aceptar que el discurso distorsionado, plagado de falsedades, fundamentado en mentiras y reñido con la verdad que ha sido su distintivo por casi ocho décadas para darle oxígeno de manera artificial a un espejismo llamado Estado Libre Asociado, caducó. 

Y caducó de la manera más contundente y apabullante. Los tres poderes que integran al gobierno federal- el Ejecutivo a través de Casa Blanca, el Legislativo a través del Congreso y el Judicial a través del Tribunal Supremo-, despejaron ese legado de mentiras en que el PPD basó su existencia, determinando que el ELA es sólo un nombre para alimentar ilusiones ya que nunca ha existido como estatus ni como poder para que nuestro pueblo se autogobernara. 

No conforme con esa ruda lección, viene ahora un grupo de falsos líderes de ese mismo Partido Popular desacreditado y desvencijado, a tratar de confundir la opinión pública - ¡cuándo no! -, alegando que tiene control del Partido Demócrata en la Isla y que han elegido una nueva directiva. 

Sí. Otro espejismo que tan solo les complace a ellos. Como Presidente vigente y debidamente elegido y certificado del Partido Demócrata, me encuentro en Atlanta trabajando por el futuro de la Isla, acreditado y reconocido por los reglamentos aprobados a nivel de todos los Estados Unidos. 

Claro está. Mientras la nueva directiva está trabajando arduamente en los trabajos del Comité Nacional Demócrata, estos líderes populares han vuelto a orquestar otro de sus esquemas fraudulentos para tratar de confundir por millonésima vez a la opinión pública, de que son ellos y no los que fuimos legalmente electos, los que dirigen a los demócratas en Puerto Rico. 

He preferido ignorar la serie de barrabasadas, disparates, entuertos y amapuchos que se han ideado durante los pasados días, para consolarse por su torpeza y abandono de los reales intereses de la Isla, porque me encuentro inmerso trabajando a plena luz del día, con credenciales certificadas y con el apoyo y reconocimiento de todos los organismos reglamentarios y directivos demócratas a nivel nacional. 

Los populares, nuevamente derrotados, podrán cacarear todos los disparates que su calenturienta pasión revanchista les permita. Pero la realidad es que no representan al Partido Demócrata, no son miembros de la directiva legalmente electa, como tampoco representan el mejor porvenir para nuestro pueblo.

De hecho, antes que comparecer a una junta debidamente citada, prefirieron “huirse”, como lo han hecho siempre que los retos del destino demandan su determinación y coraje. 

Tuvieron el simple deseo de irse de francachela en un restaurante en San Juan, para en medio de cocteles y canapés, tratar de entorpecer con mentiras y mezquindad, el sendero del nuevo destino de Puerto Rico. 

La gula y la afrenta han pintado su oportunismo, como la verdadera imagen de un liderato corrompido por las ansias de poder. Y de un partido que engañó la buena fe del jíbaro y que hoy tan solo es ruina, desprestigio y desolación.

Otras columnas de Charlie Rodríguez

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Victoria para la estadidad en las elecciones congresionales

El presidente del Partido Demócrata de los Estados Unidos en Puerto Rico considera que los resultados de las elecciones de medio término que culminaron anoche representan una victoria para la estadidad de la isla

💬Ver 0 comentarios