Antonio Quiñones Calderón

Tribuna Invitada

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

Otro Rosselló en La Fortaleza

Podría escribirse en la pared: el doctor Ricardo Rosselló estará jurando el 2 de enero próximo como el 11mo. gobernador elegido por los puertorriqueños. Eso, a tenor con la tendencia de las estadísticas que surgen de las tres encuestas de El Nuevo Día -entre el 7 y 10 de agosto; el 2 y 6 de octubre, y el 1ro. y 4 de este mes-, en todas las cuales el candidato estadista vence cómodamente al doctor David Bernier, su más cercano rival. La viabilidad de Rosselló en La Fortaleza a partir de enero se sostiene, no sólo por los números de los tres sondeos, sino además de la certeza -llueva, truena o ventee- de sus adeptos de acudir a las urnas electorales, vis a vis con los que dicen tener la misma seguridad en cuanto a Bernier. Además, del corto trecho restante para la elección general, que hace razonablemente pensar sobre la dificultad de que el candidato popular supere los 8 puntos porcentuales que lo distancian del doctor Rosselló. Vamos a ver esto con cuidado.

Entre la primera encuesta de agosto y la última en víspera de las votaciones, el doctor Rosselló mantuvo la solidez de su ventaja, entre el 42 y el 41 por ciento de respaldo, mientras Bernier la redujo del 35% de agosto al 33% de la encuesta de ahora. Sí, ese 33% representa un alza de 5 puntos porcentuales entre el sondeo de octubre y el de ahora. Históricamente, en las encuestas de preferencia por candidatos, específicamente para la gobernación, la ventaja del candidato más favorecido al inicio de los sondeos se va achicando, casi siempre en números considerables, mientras que la de su más cercano competidor va aumentando, también considerablemente, según se acerca el evento electoral. Ahora no ha ocurrido así. El doctor Rosselló ha mantenido una holgada ventaja sobre el doctor Bernier a un ritmo estable de 42%, 40% y 41%. Mientras, el candidato popular apenas ha podido aumentar en unos 5 puntos porcentuales entre las dos más recientes encuestas. Hay tres cosas que deben observarse a continuación.

La primera: a Bernier le tomó 26 días subir 5 puntos. La pregunta es: ¿podrá, en los 4 días restantes a partir del último día que se encuestó, restar los 8 puntos con que le aventaja Rosselló? La respuesta debe ser concluyente: no. Claro, excepto que entre hoy domingo y pasado mañana martes ocurra un acontecimiento casi catastrófico en la campaña del doctor Rosselló (o en la misma del doctor Bernier) que incline extraordinariamente la balanza.

La segunda: el aumento de los 5 puntos coincide (¿coincidencia?) con el mismo número de puntos que perdieron, entre octubre y ahora los candidatos independientes Manuel Cidre (-2 puntos), y Alexandra Lúgaro (-2), y el candidato del Partido del Pueblo Trabajador, Rafael Bernabe (-1). Habría que adjudicar la tal “coincidencia” al éxito de la campaña popular de última hora (precisamente en los días en que se realizaba el trabajo de campo con los encuestados), en la que Bernier estuvo a caza de “la nueva mayoría” que busca formar con los adeptos de Cidre y Lúgaro. Los 5 puntos así arrebatados (si no fuera coincidencia alguna, como sugiero que no es), ¿será todo cuanto pudo arrebatarles?

La tercera: aunque no lo veo en el informe de la encuesta de hoy, en las anteriores, y como aparenta ser aún a base de los rallys de los dos candidatos principales, Rosselló está en la delantera en la certeza de sus adeptos de ir a votar. En octubre, esa ventaja se mantenía entre los electores que expresaron la mayor intención de votar el día de las elecciones Esos electores representan el 93% de la muestra de la encuesta a un mes de las elecciones. En ese grupo mayoritario, el 42% dijo que votaría por Rosselló, frente al 29% que dijo lo haría por Bernier, una fuerte ventaja de 13 puntos porcentuales. Es un grupo que se mantiene leal hasta el mismo día de la cita con las urnas.

La contienda por la comisaría residente parece seguir por el mismo camino que la de la gobernación, con un evidente sólido respaldo a la aspirante del PNP, Jenniffer González, que ha mantenido un respaldo de 50% del electorado, aunque su principal contrincante, Héctor Ferrer, avanzó 6 puntos entre octubre y ahora. Como ocurre con la candidatura de su compañero de papeleta, parece difícil que Ferrer pueda superar esa ventaja en las horas que restan para la votación. Mientras, la carrera por la alcaldía de San Juan presenta un cambio súbito en sus números. La alcaldesa incumbente, Carmen Yulín Cruz, ha sufrido un fuerte descenso en su ventaja de 20 puntos en octubre (53% a 33%) sobre el candidato estadista Leo Díaz a 6 puntos (46% a 41%) en la encuesta de hoy, a la vez que Díaz vio aumentado su caudal de respaldo en 8 puntos (de 33% a 41%) entre ambas encuestas. Tan personalizada como está esa contienda, sobre ambos cae, definitivamente, celebrar o sufrir los resultados del martes. 

De todos modos, la encuesta definitiva está apenas a horas de iniciar.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

lunes, 24 de septiembre de 2018

La vulgarización de Donald Trump

El periodista Antonio Quiñones Calderón declara que Trump es ave pasajera; lo permanente es la voluntad del pueblo en el reclamo de sus derechos

viernes, 14 de septiembre de 2018

Eco del anónimo de 1967

El periodista Antonio Quiñones Calderón evoca la conmoción provocada por la aún desconocida fuente de una columna publicada en la época de Sánchez Vilella

martes, 28 de agosto de 2018

Con McCain se va un faro moral

Antonio Quiñones Calderón exalta el legado del senador estadounidense John McCain, quien falleció el sábado, 25 de agosto de 2018, debido a un padecimiento de cáncer

💬Ver 0 comentarios