Stephen Spears

Tribuna Invitada

Por Stephen Spears
💬 0

Pagar a tiempo es obligación

L a industria de la construcción local ha sido vital para la estabilización de la infraestructura, tras el ciclón María. Fueron los contratistas generales y subcontratistas locales quienes junto a sus obreros de construcción dejaron atrás sus situaciones personales para atender el estado de emergencia que atentaba contra la salud y la seguridad de los puertorriqueños después del huracán.

Estabilizamos y reconstruimos puentes, limpiamos y trabajamos en carreteras intransitables, protegimos el funcionamiento de la infraestructura de acueductos. Fuimos los primeros en atender la devastación en energía eléctrica y telecomunicaciones que tenía al país a oscuras e incomunicado. Nuestras brigadas trabajaron en hospitales, aeropuertos, puertos y hoteles para poder atender enfermos, recibir ayuda de primera necesidad y hospedar a los trabajadores de emergencia.

Casi ocho meses han pasado desde el 20 de septiembre de 2018. Durante todo este tiempo, los socios del Capítulo de Puerto Rico de la Asociación de Contratistas Generales de América (AGC-PR), que reúne a sobre 300 integrantes de la industria de la construcción local, han estado dispuestos y listos para apoyar al gobierno federal y local en la estabilización y reconstrucción de Puerto Rico. Hemos puesto a su disponibilidad nuestro conocimiento, experiencia, equipos y mano de obra. Hemos demostrado nuestra seriedad, profesionalismo, y compromiso en todo lo que hacemos. Hemos apostado nuestra capacidad financiera para contribuir al levantamiento y renovación de Puerto Rico.

Sin embargo, nuestra capacidad para continuar fomentando obra, creado empleo y ser motor de actividad económica se está viendo afectada y amenazada por la demora en pagos por parte del gobierno de Puerto Rico por trabajos terminados, certificados y en uso. Mientras los contratistas locales que trabajamos para el gobierno local estamos sufriendo el impacto de la falta de pago, los contratistas de afuera que trabajan para el gobierno federal y local están cobrando a tiempo tal y como lo estipulan los contratos.

A pesar de la devastación que María nos dejó, Puerto Rico está viviendo un momento histórico que pudiera generar la actividad económica y el progreso que tanto necesitamos. Tras la tormenta se espera que la isla reciba, en fondos federales y pagos de aseguradoras, entre $60,000 millones y $90,000 millones para la reparación de daños y construcción de nueva infraestructura. Asimismo, el buen nombre de Puerto Rico y de su gente, las necesidades existentes y las oportunidades de invertir y hacer negocios en Puerto Rico han sido plasmados por los medios alrededor de todo el mundo.

Dice el eslogan que “Puerto Rico is Open for Business”. Sin embargo, para maximizar esta oportunidad sin precedentes es necesario que el gobierno de Puerto Rico adopte de una vez y por todas prácticas que aseguren la transparencia de los procesos y lacerteza de los contratos. Pagar a tiempo no es opcional es una obligación que se asume cuando se contrata la obra. Las demoras, en este caso de casi ocho meses, debilitan la industria de la construcción local -desde contratistas generales, subcontratistas, hasta suplidores de materiales y servicios -, y le restan credibilidad al gobierno de Puerto Rico en su gesta para promover cambios, crear actividad económica y darle paso al progreso.

Exigimos que los jefes de agencia busquen las soluciones para agilizar los pagos a los contratistas del patio. El “cash flow” devengado de los pagos a tiempo, agilizará nuestra habilidad de continuar aumentando nuestra fuerza laboral y la economía de la isla en nuestro esfuerzo conjunto de “Build Back Better”.

El autor es presidente del Capítulo de Puerto Rico de la Asociación de Contratistas Generales de América.

Otras columnas de Stephen Spears

lunes, 29 de octubre de 2018

El paso a la reconstrucción

El Presidente del Capítulo de Puerto Rico de la Asociación de Contratistas Generales de América plantea que Puerto Rico tiene que evitar caer en la trampa de anteponer intereses políticos o de terceras partes a los del pueblo en esta etapa de reconstrucción post María, cuando comenzarán desembolsos sustanciales de fondos federales

💬Ver 0 comentarios