Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Pagar la deuda no es un acto patriótico

¿Qué tal si empezamos por puntualizar lo obvio? Sí, estamos conscientes que el País quebró y hay que hacer ajustes. Eso no es lo que está en discusión.

El verdadero tranque reside en los entendimientos políticos respecto a quienes les correspondería ajustarse; y por qué.

Hasta ahora, a quienes se les exige sacrificarse resultan ser los más vulnerables (aunque estos no se den por enterado). Los menos que tienen que ver con la deuda, pero que pagan a diario las consecuencias. A la gran mayoría que, con deportes de por medio y el sentimentalismo patrio a flor de piel, le llaman “Pueblo”.

Nos tiran la ruta por encima y aun así pareciera imposible que pudiésemos converger más allá de eventos deportivos. Por lo visto se nos olvida que, tan cercano como el 1 de mayo, la Junta regresa con sus peticiones de recortes a un gobierno que espera, sin cuestionamiento, nos atengamos cual si fuese el mayor de los actos patrióticos.

Eso sí, la definición de lo que para ellos significa “hacer patria”, curiosamente siempre redunda en que el que esté más al ras del suelo sea el primero en recibir el embate. Mientras tanto, se les garantiza el porvenir con cuestionables contratos a los no elegidos pero fieles al partido.

A cinco semanas del advenimiento apocalíptico, doy por sentado dos axiomas de la política isleña: 1) la meta de los políticos en enaltecer la ignorancia; y 2) el engaño de que luchan por y para el pueblo. De esta última mucho ya se ha escrito, pero a veces logra confundir, especialmente cuando la opinión pública y los esnob se confabulan.

Cuando esto pase, no olvidemos el atinado sarcasmo de Silvio.

“Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir la caravana en harapos de todos los pobres. Desde un mantel importado y un vino añejado se lucha muy bien”.

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

sábado, 14 de septiembre de 2019

La rehabilitación de los menores ofensores

Ana Teresa Rodríguez sostiene que hemos convertido los centros de detención en cárceles, las cortes de familia en juicios penales regulares y las herramientas habilitadoras en sentencias.

lunes, 26 de agosto de 2019

El monstruo más frío

Ana Teresa Rodríguez alude a funcionarios que todavía aguardan por sus citas con la justicia al reflexionar sobre la frialdad del Estado y sus mentiras

💬Ver 0 comentarios