César J. Ayala

Punto de Vista

Por César J. Ayala
💬 0

Pandemia muy desigual: coronavirus y accidentes de carros

El historiador José L. Bolívar es coautor de esta columna.

¿Cómo comparan las muertes causadas por el coronavirus con las conocidas estadísticas de muertes por accidente de carros? Por inverosímil que parezca, las muertes por coronavirus no sobrepasan a las de los accidentes de carros en más de la mitad de los estados y territorios de Estados Unidos.  

A la altura del 18 de abril, la mayoría de los residentes de Estados Unidos, 191,969,153 o el 57.5% del país, residía en 33 estados o territorios (contando a Puerto Rico, Islas Vírgenes, Guam, Samoa, y las Islas Marianas), en los cuales las muertes causadas por el coronavirus en 2020 todavía no sobrepasan las muertes de tráfico ocurridas en cuatro meses en 2018. 

En una minoría de las jurisdicciones, 22 de los 55 estados y territorios, las muertes por coronavirus sí eran más numerosas que las muertes de tráfico durante los primeros cuatro meses de 2018. Estas jurisdicciones comprendían una población de 139, 851,160 y representaban el 42.5% de la población de los Estados Unidos. Seis días más tarde, a la altura de abril 24, 26 de los 55 estados o territorios habían sobrepasado las muertes por accidentes de tráfico. A pesar de que son un poco menos de la mitad de las jurisdicciones, ahora representan el 59 por ciento de la población de Estados Unidos. Las muertes causadas por la pandemia avanzan, pero lo hacen muy desigualmente. ¿Cuán grandes son las desigualdades del impacto del coronavirus? 

Tomemos los casos de la Ciudad de Nueva York y el condado de Los Ángeles, donde viven aproximadamente 8 y 10 millones de personas, respectivamente.  En la Ciudad de Nueva York han muerto 126 personas por cada 100,000 habitantes a la altura de abril 24, mientras que en Los Ángeles la cifra comparable es de 7.9. En el estado de Nueva York hay 81 muertes por cada 100,000 habitantes, mientras que en California la cifra es de 3.9 muertes por cada 100,000 habitantes. 

En Puerto, 1.4 personas han muerto por cada 100,000 habitantes por causa del coronavirus. En 2018, durante un periodo de cuatro meses, morían 2.8 personas por 100,000 habitantes por accidentes de carro, el doble de las muertes causadas por el coronavirus hasta ahora. 

A la altura del 23 de abril, en la mayoría de los condados de Estados Unidos que reportan cifras (1,442 o 51%) no se han reportado muertes causadas por el coronavirus. En los condados que reportan entre 1 y 100 muertes (1,298 condados o 46% de los condados) hubo 11,099 fallecimientos, que representan 25% de las muertes. Los 63 condados que han registrado más de 100 muertes representan 2.2% de los condados y 75 por ciento de las muertes. La pandemia está concentrada en un número reducido de condados de alta población principalmente en el noreste de Estados Unidos. 

¿Cuál es el significado de estas cifras?  

Sin duda la pandemia está teniendo efectos muy desiguales en los Estados Unidos. Las reacciones de las poblaciones son igualmente desiguales. Las protestas en algunas jurisdicciones contra la imposición de la cuarentena probablemente se deben a que la población esté sufriendo los efectos económicos de la cuarentena, como por ejemplo el desempleo, sin experimentar los efectos devastadores de la pandemia. En 51% de los condados no ha habido muertes. En los epicentros de la pandemia, la realidad es, por supuesto, muy distinta y la población experimenta el costo económico de la cuarentena como un mal necesario.

Otras columnas de César J. Ayala

💬Ver 0 comentarios