Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Pantalones bien puestos

Su nombre es tan largo como la media maratón de Coamo, su pueblo natal: José Guillermo Santiago Guzmán, a quien se le conoce simplemente con su apodo Pantalones, y le quiero tanto que le adelanto con estas líneas mi felicitación a su onomástico 89, del lunes próximo, 4 de septiembre, día que nació en 1928, seguramente con su sonrisa tierna y cálida.

Su padre Regino y su madre Eleuteria, coameño y juanadina respectivamente, siempre le respaldaron su carrera beisbolera como pitcher, pero fue en Nueva York que comenzó a sobresalir en el campo amateur con Puerto Rico Stars, lo que le permitió firmar un contrato profesional con los Leones de Ponce, en la temporada de 1946-47, en el cual recibió de manos de su propietario, Martinisno García una bonificación de $1,000.

El flaco de velocidad meteórica fue premiado como Novato del Año, con récord de 8-2 y efectividad de 3.09, pero no solo selló su grandeza en sus 16 campañas en Borinquen, vistiendo además las franelas de San Juan, Mayagüez y Santurce, sino que en el verano tenía que sudar copiosamente en las Ligas Negras para sobresalir.

En los inicios de 1949 pactaba con los Indios de Cleveland, convirtiéndose en artífice en las Menores, compilando marca de 77-47 y 2.93, pero la gerencia solamente lo subió poco tiempo en 1955, ganando dos veces sin fracasos en 17 partidos, acabando su odisea en las Mayores con los Atléticos de Kansas City, en 1956, con 1-2 en nueve apariciones.

Sin embargo, fue un ganador habitual en seis Series del Caribe, entre 1951 y 1959, ayudando a los Cangrejeros a titularse en su incursión primeriza con dos triunfos; y la representación de Cuba, cualquiera que fuese, siempre le temía por su brazo poderoso y su valentía, tal como quedó sellado en 1957 cuando reforzó al team mayagüezano y blanqueó a los Tigres de Marianao, virtual campeón, con pizarrón de 6-0 y tres hits.

Al margen del béisbol, Pantalones tuvo otro amor: el hipismo desde su juventud, y es dueño aún del Panta Stable, actualmente con un solo ejemplar, contrario al pasado en que saboreó el éxito en eventos importantes.

Asimismo, fue productor de TV, siendo el primero que transmitió la Triple Corona repetidamente, a la vez que fue promotor boxístico en su patria, produciendo carteleras titulares de Esteban de Jesús, y el Gran Duelo al Atardecer en que Alfredo Escalera cedió la faja superpluma del CMB a Alexis Argüello, en el Juan Ramón Loubriel, en Bayamón, en 1978.

En fin, sí que ha tenido bien puestos sus pantalones…

Otras columnas de Chu García

viernes, 15 de septiembre de 2017

Predicción: Canelo por los pelos

Sobre el papel entintado, el choque de Golovkin y Canelo es tan parejo que se lanza una moneda al aire y seguramente caería de canto, sin verse una cara o una cruz.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Gestan duelo de titanes

Ojalá que prontamente se cocine la pelea entre Lomachenko y Rigondeaux, por el cetro junior ligero del primero de la OMB, que sería producida por Bob Arum el 9 de diciembre en el Teatro del Madison Square Garden, fecha que tiene contratada para su querendón, pero también le tiene los ojos puestos a Orlando Salido, el único vencedor del ucraniano que tiene deslumbrado al aficionado estadounidense con su estilo empacado al vacío de florituras.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Ada Vélez: boxeadora inmortal

Apodada Ace, por sus habilidades, Ada Vélez fue la primera puertorriqueña en hacer carrera profesional y la única que tiene un nicho en el Salón de la Fama de Boxeo Femenino, al ser incluida este año en FT. Lauderdale, Florida.

💬Ver 0 comentarios