Lionel R. Orama Exclusa

Tribuna Invitada

Por Lionel R. Orama Exclusa
💬 0

¿Para qué se investiga a la AEE?

La audiencia del 25 de julio pasado en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos listó algunos detalles sobre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el asunto de la energía en Puerto Rico. Sin embargo, ni uno solo de esos detalles es algo que no se haya dicho por expertos puertorriqueños anteriormente.

Se dijo que la Junta de Gobierno de la AEE está politizada. De hecho, parte de la discusión en las vistas públicas para crear la Ley 57 en el 2014 circuló alrededor de este tema. Por esta razón, en dicha Ley 57 aparece el nombramiento de una Junta de Gobierno mediante mecanismos de búsqueda de expertos (“head hunting”) para encontrar personas con experiencia en juntas de este tipo de negocio, que no fueran nombrados por el gobernador de turno. La politización regresó a la junta de gobierno porque, comenzando la administración actual en el 2017, se legisló para que el gobernador Ricardo Rosselló pudiera despedir a cualquier miembro de una junta de gobierno, en cualquier corporación pública (Artículo 29, Ley 3 de 2017). De esa manera, el esfuerzo, comenzado con la Ley 57 se destruyó de golpe y porrazo.

En la audiencia congresional también se reveló que el proceso de transformación de la AEE requiere una comisión reguladora fuerte, que pueda hacer cumplir la reglamentación y la política pública energética. Para esto la Ley 57 estableció cambios en la gobernanza energética creando la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR). Una comisión reguladora de energía como la CEPR es aún más importante si la AEE termina siendo privatizada, porque es lo que permite que las compañías serias en el negocio de la energía se interesen en cotizar. Si no hay regulación, las compañías que estarán comprando la AEE serán de menos pericia e integridad, lo que puede causar más problemas de los que tenemos. En este punto debemos recordar que durante los años noventa la AAA fue privatizada y el gobierno tuvo que recuperarla por el desastre que fue esa privatización con ONDEO y la Compañía de Aguas. La preocupación con la CEPR es que este gobierno le ha quitado poder integrándola a una sombrilla de regulación y dejándola fuera del proceso de venta.

Otro detalle que comentaron en la audiencia pública es que se deben desarrollar las fuentes renovables de energía. Hace ya demasiados años que se está diciendo en Puerto Rico que debemos movernos aceleradamente hacia fuentes renovables. La razón para esto es que el Sol, el viento, el agua y la biomasa son los combustibles que nos pertenecen. Hemos vivido esclavos del petróleo y ahora nos quieren hacer esclavos del gas natural, que sigue siendo un combustible extranjero y fósil. Somos esclavos de estos combustibles porque tenemos que comprarlos a algún productor fuera de la isla. El gasto aproximado en combustibles para energía en el país es de $3,000 millones anuales. Imagínese lo que se puede lograr con ese dinero corriendo en la isla.

Estos tres puntos sobre el asunto de la AEE demuestran que la comisión del Congreso no ha descubierto nada. Si lo que se ha “descubierto” ya lo sabíamos, ¿para qué o para quién el Congreso de los Estados Unidos investiga este asunto?

¿O será que viene la Junta de Control parte dos, versión AEE?

El autor es profesor de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras en el RUM e integrante del Comité Timón del Instituto Nacional de Energía y Sostenibilidad Isleña (INESI)

Otras columnas de Lionel R. Orama Exclusa

martes, 7 de agosto de 2018

¿Para qué se investiga a la AEE?

El profesor Lionel Orama expone que asuntos clave sobre la AEE y las necesidades energéticas en la isla planteados en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes del Congreso son harto conocidos y cuestiona la indagación del organismo federal.

💬Ver 0 comentarios