Yazmín Álvarez Alatorre

Tribuna Invitada

Por Yazmín Álvarez Alatorre
💬 0

Parranda city

Y llegó la parranda navideña a Guaynabo.

Los residentes esperábamos ansiosos al alcalde sonreído cargado con su mensaje de esperanza: “lucharemos incansablemente para traer la luz al pueblo”, decía. Qué mucha falta nos hacía escuchar esas palabras, ahora estamos más tranquilos.

Sí, claro.

Me imagino a sus líderes pensando: Aquí les dejo estas pelotas y estas bolsitas con dulces para que vean cómo no nos olvidamos de ustedes. Aquí están mis empleados del municipio, mis camiones y mis policías para que los saluden y les deseen una muy feliz Navidad. Como ya el pueblo está limpio y libre de escombros y basura, pensamos que era muy apropiado y pertinente sacar a pasear a los empleados que trabajan arduamente todo el año para que lancen besos y sonrisas al aire. Como las carreteras ya están seguras e iluminadas, con todos los semáforos funcionando, hagamos la parranda que, ¡total! sobran policías para que nos escolten. Espero que valoren el esfuerzo y el costo de salir un domingo de diciembre a llevarles tan preciados regalos. Eso sí, no abusen, este año no hay cd musical porque el país está en crisis.

Después de casi tres meses sin luz, con accidentes frecuentes en las carreteras por la falta de semáforos y policías que dirijan el tráfico, con sectores que todavía acumulan escombros y con urbanizaciones que son bolsillos desde Irma, seguramente fue un bálsamo de esperanza y alegría ver el desfile de camiones y empleados del municipio deseándole al pueblo una feliz Navidad.

Ni palabras, ni pelotas ni dulces. Ver a brigadas de la AEE trabajando, camiones recogiendo escombros y a policías dirigiendo el tránsito son los “regalos” que hacen falta.

¿Para qué una parranda? Solo ellos lo entienden.

💬Ver 0 comentarios