Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Pasado/Presente

Las condiciones que imperan en el mundo actual no tienen parangón en la historia. Nos hallamos, por así decirlo, en una encrucijada de la civilización. Por todas partes, las multitudes se agitan al pensar en lo que nos traerá el día de mañana.

A pesar de estar la humanidad provista de todo invento moderno y de toda comodidad material, nunca se encontró en una situación tan desesperante. Nos confrontan problemas abrumadores que dejan perplejos a los más sabios observadores. La tensión económica es aguda. Las grandes naciones, así como las de menor importancia, asumen actitudes belicosas. Se desvanece la fe religiosa. Aumenta espantosamente la criminalidad y la violencia. Las luchas y la confusión abarcan todo el globo.

Los párrafos anteriores no fueron escritos por mí. Figuran en el prefacio de un libro titulado “El amanecer de un nuevo día”, que fue impreso en Argentina en 1939.

Luego de leerlos pensé que parecería que jamás salimos del atolladero. Pero entonces me di cuenta de algo obvio: sí, por supuesto, en 1939, año en que comenzó la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el mundo se enfrentaba a situaciones extremadamente duras.

Aunque ese texto, escrito hace 80 años, puede reflejar cómo percibimos nuestras actuales circunstancias, también nos enseña una lección.

Y es esta: a lo largo de su historia, la humanidad ha enfrentado gravísimos problemas, pero jamás ha cesado de buscar cómo resolverlos, cómo aunar voluntades, cómo prepararse para tiempos que exigen rápidas respuestas, cómo aumentar su conocimiento sobre nuestra especie, nuestro mundo y el universo.

Y en ese proceso antiguos enemigos encuentran la manera de unirse ante riesgos comunes, se desarrollan nuevas tecnologías y crece el apoyo a fórmulas políticas que nos permitan buscar la paz en un mundo convulsionado.

Los peligros existen; las soluciones, también. Esa es la lección que derivo de un texto que refleja circunstancias negativas del pasado, pero también nos permite darnos cuenta de la voluntad que nos caracteriza para batallar por nuestro desarrollo como especie.


Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 24 de mayo de 2020

El sueño

Ruth Merino relata su afán por obtener hidroxicloroquina para detener un posible contagio de coronavirus, y su decepción ante la negativa del farmacéutico

domingo, 10 de mayo de 2020

Necesitamos transparencia real

Lo que está ocurriendo ahora, en medio de la pandemia, provee algunas pistas que aclaran el panorama en torno a las leyes que impiden la transparencia gubernamental, escribe Ruth Merino

domingo, 26 de abril de 2020

Lección de la pandemia

Si la Madre Tierra pudiera hablar, diría que por favor sigamos refugiados en nuestros hogares, escribe Ruth Merino

domingo, 12 de abril de 2020

Equilibrio y solidaridad en la pandemia

La pandemia pasará, pero no serán olvidadas las lecciones aprendidas durante estos días en que la solidaridad ha surgido como un bien social indispensable, escribe Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios