Vicente Feliciano

Punto de vista

Por Vicente Feliciano
💬 0

Pasándoles la cuenta de retiro a los más jóvenes

El Plan de Ajuste de Deuda (PAD) incluye una cuenta por pagar que los retirados del gobierno les están dejando a los puertorriqueños más jóvenes. La reducción en la cuenta como parte del PAD fue de $2,200 millones a $2,080 millones al año. Estos $2,080 millones se pagarán con los impuestos de los más jóvenes. La cuenta de toda la otra deuda del gobierno central en el PAD suma $1,500 millones al año.

La pensión de los retirados de gobierno es mucho mayor que lo que ellos aportaron porque la pensión no está atada a su aportación sino a los salarios más altos que hayan recibido. Así pues, la pensión de Víctor Fajardo es de sobre $5,000 mensuales porque sus salarios más altos los devengó como secretario de Educación. Según el PAD, tendrá un recorte de unos $350 mensuales y les deja a los más jóvenes cubrir la diferencia.

En el caso de los jueces del Tribunal Supremo, la brecha entre aportación y pensión llega al absurdo. Supongamos que un juez contrajo nupcias con una pareja 20 años más joven. El juez fallece a los 78 años y la pareja a los 84. La pareja del juez disfrutará de 26 años de pensión sin haber aportado un centavo. Y esa cuenta de 26 años se la pasa a los más jóvenes.

Una de las virtudes que tiene el PAD es que quien tenga una pensión de hasta $1,200 mensuales no tendrá recorte. Quien recibe $2,000 de pensión mensuales tendrá un recorte de $68, algo lamentable pero manejable. Ese retirado tiene exentos de impuestos sobre ingresos los primeros $1,250 mensuales de su pensión, más lo que pueda recibir de Seguro Social. En los Estados Unidos, ni los $1,250 ni el ingreso del Seguro Social son exentos. Mientras, un trabajador que gane $2,000 mensuales paga impuestos sobre toda esa suma.

Ante estos ejemplos, decir que las pensiones deben ser intocables o que un recorte en las pensiones provocará miseria es faltar a la verdad.

Para tener una idea de cuán grande es la carga que los pensionados les están dejando a los más jóvenes, el total de recaudos de IVU del gobierno central en el año fiscal 2019 fue cerca de $2,080 millones. En este sentido, de todo el IVU que pagan los puertorriqueños al gobierno central, 10.5%, cubrirá el déficit de las pensiones. Por más recortes que se la haga a la deuda en bonos y en pensiones, los pagos se realizarán solamente si la economía para de contraerse. Sin embargo, si en el futuro hubiera que volver al proceso de quiebra, es probable que las pensiones reciban un corte mayor que en 2019 porque ya representan la mayoría de las obligaciones del gobierno de Puerto Rico.

El Plan de Ajuste de Deuda no es borrón y cuenta nueva, pero sí es una oportunidad sobre la cual construir. Esta oportunidad no debe ser tronchada porque algunos deseen aportar cero y añadirle carga a los más jóvenes.

Otras columnas de Vicente Feliciano

miércoles, 18 de diciembre de 2019

Gobernando durante el residenciamiento

Un presidente y un Congreso envueltos en una batalla de residenciamiento no están en condiciones de llegar a acuerdos que puedan reducir el déficit fiscal, dice Vicente Feliciano

lunes, 9 de diciembre de 2019

A dejar tranquilo el bono de Navidad

El economista Vicente Feliciano opina que en Puerto Rico la mejor política pública en estos momentos es dejar el bono de Navidad tranquilo

martes, 19 de noviembre de 2019

Alza del salario mínimo es un impuesto escondido

Para el economista Vicente Feliciano aumentar el salario mínimo equivale a un impuesto escondido que impacta a los trabajadores, los consumidores y los empresarios.

💬Ver 0 comentarios