José Ettiene Ortiz Medina

Tribuna Invitada

Por José Ettiene Ortiz Medina
💬 0

Pelea chiquita con la bandera boricua

Anoche se dio el último episodio de la novela de Peleas Chiquitas que mantienen a Puerto Rico en la división y desenfocado de los temas realmente preocupantes.

El alcalde de Moca, José “Kiko” Avilés, en una movida política, le negó al artista Héctor Collazo un permiso para pintar una bandera puertorriqueña de su ya conocido proyecto “78 pueblos, 1 bandera”.  Esta decisión que provocó una reacción masiva en las redes, pues el artista ya se ha ganado el reconocimiento y respeto de muchos con su noble proyecto.

Las banderas que pinta el joven villalbeño han sido bien recibidas en pueblos tanto rojos como azules. Incluso en Ponce, con una alcaldesa de ideal estadista, tuvo las puertas abiertas para que se pintaran una de las banderas más grandes (posiblemente la mayor) en el complejo turístico La Guancha.

¿Qué provocó la negativa? Moca defendió su decisión basándose en el tono de azul que utiliza el artista, el cual aseguran “no respeta” el color de nuestra bandera puertorriqueña. Me pregunto, ¿habrá Kiko protestado cuando Thomás Rivera Schatz cambió la monoestrellada en el Senado por una de color azul similar al de la bandera estadounidense? Color que tampoco “respeta” el original de nuestra bandera.

Al final, es el alcalde quien pierde una oportunidad para su municipio por enfrascarse en una pelea chiquita. Las “banderas de Héctor” se han convertido en un motor de turismo interno para muchos jóvenes, adultos y familias que se aventuran a buscar los murales alrededor de la isla. Promoviendo así que muchos lleguen a municipios a los que previamente no tenían razón para visitar y a consumir en negocios locales que por lo contrario no hubieran visitado.

Tenemos que dejar a un lado estas peleas chiquitas que nos dividen y convierten un hermoso proyecto en una batalla política. Si nos vamos a indignar, que sea por la corrupción, el panismo imperante en el Capitolio, la desigualdad de oportunidades, la pobreza, la falta de transparencia… entre otros temas realmente preocupantes.

Señor alcalde, hoy su comúnmente desapercibido municipio está haciendo ruido a nivel nacional, pero no por las razones correctas. Enfocar esfuerzos en una batalla innecesaria con un joven artista no traerá progreso a su pueblo. Reconsidere su decisión. 

💬Ver 0 comentarios