José Gabriel Martínez Borrás

Punto de vista

Por José Gabriel Martínez Borrás
💬 0

Persiste la tensa relación comercial entre EEUU y China

En la pasada semana se concretó la Fase I de un acuerdo comercial entre los Estados Unidos y la República Popular China. Se espera que esta primera fase termine con la guerra comercial que desató la actual administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Se espera que el fin de la guerra comercial permita un repunte en la economía global. 

Sin embargo, no todo es lo que parece: esta primera fase cubre los aspectos menos engorrosos de la guerra comercial. Estos serán negociados en una Fase II, eliminando los aranceles impuestos, aún vigentes. Por ende, los aspectos no negociados en esta Fase I exponen la tensa relación y obstáculos venideros. 

Por un lado, la Fase I no aborda el plan “Hecho en China 2025”. Este es un plan estratégico de la nación asiática para el desarrollo de producción de tecnologías más avanzadas. Washington lo ve como amenaza directa a su supremacía tecnológica global. 

Ello se relaciona con las críticas que le ha hecho Estados Unidos a los subsidios que Beijing otorga a sus compañías estatales en apoyo al progreso tecnológico y competitividad. El tema de los subsidios ha sido delegado para la próxima ronda de negociaciones, por lo que difícilmente el gobierno chino querrá prescindir de esta política de desarrollo soberano. Esta postura de Washington puede parecer insincera, ya que, por su parte, tiene elementos subsidiarios en su economía, desde fondos públicos a recortes de impuestos. 

Washington quiere tener más acceso al mercado de servicios financieros chino, para que sus bancos tengan una tajada de ese mercado. El interés de Washington por la liberalización de las finanzas en China ha sido un objetivo de largo plazo, ya que durante la “era de la globalización” el capital financiero estadounidense era el brazo fuerte que penetraba las economías y un símbolo de su hegemonía. Los chinos aprendieron las lecciones de la crisis financiara del sudeste asiático desde los años noventa y han mantenido un control nacional del sector financiero. A pesar de una mayor apertura de esta industria en la Fase I, ella está dominada por pagos digitales domésticos y el espacio para competir en ello será limitado.  

Por otro lado, Estados Unidos ha puesto presión a sus aliados en el conflicto con Huawei, la multinacional china líder en tecnología 5G. Estados Unidos alega que no se debe utilizar la infraestructura en comunicaciones de Huawei, ya que esta posibilita espionaje. Debido a que Washington considera esto un tema de seguridad nacional, y no comercial, se espera que la presión contra empresas tecnológicas chinas continúe.  

El acuerdo contiene un mecanismo para resolución de disputas, en el cual se pueden hacer denuncias de conflictos comerciales, como por ejemplo, en el caso de robo de propiedad intelectual. Ya han surgido polémicas en torno a la interpretación e implementación de cualquier resolución hecha por el panel, y cuando haya alguna que no sea conveniente para China, podría ignorar la adjudicación. 

Los aranceles impuestos por Estados Unidos continuarán vigentes para ser negociados en la próxima fase del acuerdo, como una medida de presión a Beijing. Ante el deterioro de la relación Estados Unidos/China en los pasados años, este acuerdo preliminar es un intento de “salvar cara” de la administración Trump ante un año electoral, y mantiene elementos que son cuesta arriba para la Fase II.    

Otras columnas de José Gabriel Martínez Borrás

miércoles, 19 de febrero de 2020

El Foro Urbano Mundial y la Ciudad Sostenible

José Gabriel Martínez Borrás llama a incluir en la política electoral isleña la Nueva Agenda Urbana de la ONU, como un proceso de reestructuración de la gobernabilidad de la ciudad

jueves, 30 de enero de 2020

Política exterior y el residenciamiento de Trump

Aunque todavía es muy poco probable que haya una mayoría en el Senado que condene al presidente, la inclusión de los testimonios pudiese cambiar la opinión pública, dice José Gabriel Martínez-Borrás

💬Ver 0 comentarios