Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Pesa más la sangre que la cuna

Aún es muy temprano para saber si la colección de medallas en Barranquilla será tan buena como en los Juegos de Veracruz: 84, con 15 de oro, 24 de plata y 45 de bronce. Pero al menos el taekwondo cerró con nueve, una más que en suelo mexicano, tres más que el pronóstico del propio Copur y una presea dorada para Crystal Weekes González, de madre mayagüezana y nacida en Nueva York que mostró orgullo genuino por sus raíces al izarse la Monoestrellada ocupando el centro del podio.

Asimismo la natación, que llevó a la ciudad colombiana una escuadra centrada más en jóvenes, ha tenido un saldo brillante con Jarod Arroyo, de 17 años, que obtuvo el primer puesto en 200 metros combinado, el segundo en el 400 de la misma modalidad, y un tercero en el relevo 4x200 libre. Mientras, en la noche el lunes, Kristen Romano se colgó el metal áureo en el medley de 400, dominando de principio a fin.

Jarod y Romano, ambos de ascendencia boricua, ya ostentan dos y cuatro récords locales respectivamente, y él se comprometió para ingresar en Arizona State en el otoño de 2019, bajo la tutela de Bob Bowman, el forjador de Michael Phelps; mientras ella compite para Ohio State desde 2017 y ha conseguido desempeños notables en el Big Ten.

De mantener su progresión, los dos lucen con pasajes para la Olimpiada de 2020, igualmente Weekes, que ya vio acción en la de Río de Janeiro, y necesita destaques en los Panamericanos de Lima, en 2019, y, al menos, un par de Grand Prix.

No podemos olvidar a la excelente vallista Jasmine Camacho-Quinn, ausente de Barranquilla por lesión, y quien también tiene a Borinquen ligado a su corazón.

Esta cuarteta merece el respeto y admiración de este país, que no ha corrido igual suerte con el tresillo de Shabazz Napier, ahora con Brooklyn Nets, y cuya madre Carmen Velázquez es natural de Bayamón; Maurice Harkless, de Portland Trail Blazers, de abuelo materno de aquí; y el estelar Devin Booker de Phoenix Suns: su mamá Verónica Gutiérrez es mexicana y puertorriqueña a la mitad.

Tenemos, pues, que la ascendencia ha pesado más que la cuna en tres de seis atletas de alto rendimiento.

Otras columnas de Chu García

viernes, 16 de noviembre de 2018

Ojalá el mea culpa de Verdejo sea su faro

En los últimos días se ha leído mucho acerca del arrepentimiento de Félix Verdejo de, según él mismo, “haber vivido la vida loca” en los pasados dos o tres años, lo que, obviamente, barrenó su tan esperada escalada a la cima.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Doncic: su calidad no es exageración europea

Sin embargo, el esloveno Lukas Doncic, escogido en el tercer turno del draft, pero cambiado a Atlanta por el quinto, el armador Trae Young, ha comenzado a dar tapones bucales con su buena movilidad y rendimiento sobresaliente en la ofensiva.

lunes, 12 de noviembre de 2018

Rubén y Brignoni juntos como en los setenta

Los dos tienen 65 años, jugaron en Long Island University, en Nueva York y fueron pilares en la dinastía de los Vaqueros de Bayamón, y ambos se mantienen actualmente de cara al canasto: Rubén Rodríguez dirigiendo la liga master que fundó y lleva su nombre, mientras Luis Brignoni continúa como armador en uno de los seis clubes que juegan martes y jueves con gran pasión.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Fondismo empieza a salir del fondo

Sin embargo, de un tiempo al presente una promoción de varones empuja fuerte, aunque aún muy lejos de Peco González, que estableció el récord de 2:12:43 al ganar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Caracas, en 1983, que obviamente continúa vigente, siendo escoltado por César Mercado, con 2:20:30, y que también cronometró 2:17:31, en 1982.

💬Ver 0 comentarios