Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Pesa más la sangre que la cuna

Aún es muy temprano para saber si la colección de medallas en Barranquilla será tan buena como en los Juegos de Veracruz: 84, con 15 de oro, 24 de plata y 45 de bronce. Pero al menos el taekwondo cerró con nueve, una más que en suelo mexicano, tres más que el pronóstico del propio Copur y una presea dorada para Crystal Weekes González, de madre mayagüezana y nacida en Nueva York que mostró orgullo genuino por sus raíces al izarse la Monoestrellada ocupando el centro del podio.

Asimismo la natación, que llevó a la ciudad colombiana una escuadra centrada más en jóvenes, ha tenido un saldo brillante con Jarod Arroyo, de 17 años, que obtuvo el primer puesto en 200 metros combinado, el segundo en el 400 de la misma modalidad, y un tercero en el relevo 4x200 libre. Mientras, en la noche el lunes, Kristen Romano se colgó el metal áureo en el medley de 400, dominando de principio a fin.

Jarod y Romano, ambos de ascendencia boricua, ya ostentan dos y cuatro récords locales respectivamente, y él se comprometió para ingresar en Arizona State en el otoño de 2019, bajo la tutela de Bob Bowman, el forjador de Michael Phelps; mientras ella compite para Ohio State desde 2017 y ha conseguido desempeños notables en el Big Ten.

De mantener su progresión, los dos lucen con pasajes para la Olimpiada de 2020, igualmente Weekes, que ya vio acción en la de Río de Janeiro, y necesita destaques en los Panamericanos de Lima, en 2019, y, al menos, un par de Grand Prix.

No podemos olvidar a la excelente vallista Jasmine Camacho-Quinn, ausente de Barranquilla por lesión, y quien también tiene a Borinquen ligado a su corazón.

Esta cuarteta merece el respeto y admiración de este país, que no ha corrido igual suerte con el tresillo de Shabazz Napier, ahora con Brooklyn Nets, y cuya madre Carmen Velázquez es natural de Bayamón; Maurice Harkless, de Portland Trail Blazers, de abuelo materno de aquí; y el estelar Devin Booker de Phoenix Suns: su mamá Verónica Gutiérrez es mexicana y puertorriqueña a la mitad.

Tenemos, pues, que la ascendencia ha pesado más que la cuna en tres de seis atletas de alto rendimiento.

Otras columnas de Chu García

lunes, 18 de febrero de 2019

Claman que LeBron James no tiene el gen matador

Las comparaciones generacionales entre estrellas del deporte son subjetivas, tediosas y hasta inpertinentes: en tenis es común parangonar a Rod Laver, Pete Sampras, Roger Federer y Rafael Nadal; en béisbol se examina constantemente a Babe Ruth, Willie Mays y Hank Aaron; en fútbol a Pelé, Maradona y Messi; en football a Jim Brown, Walter Payton, Jerry Rice y Tom Brady; y ahora es inevitable la disputa mediática con Michael Jordan y LeBron James.

viernes, 15 de febrero de 2019

Ayuso sigue con su reloj biológico prendido

Da gusto, como una cerveza fría y burbujeante tras una sesión fuerte de ejercicio, poder elogiar a un baloncestista que entra el 1 de marzo a su temporada 22 en el BSN con el mismo entusiasmo que cuando debutó en 1996 con los Piratas de Quebradillas, luego de estudiar en la Universidad del Sur de California.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Campanadas de optimismo y alegría en el básquet boricua

Hace un mes, aproximadamente, el presidente federativo, Yum Ramos y el dirigente Eddie Casiano, mordían bastante pesimismo por ausencias importantes en el Seleccionado que se juega el pasaporte al Mundial de China: la rotura del talón de Aquiles derecho de Barea, más lesiones repetidas del segundo armador, Ángel Rodríguez, causaban preocupación ante los partidos frente a Argentina, ya clasificado con 9-1, y Uruguay, el 22 y 25 de este mes respectivamente, en el coliseo Roberto Clemente.

lunes, 11 de febrero de 2019

Ahora Alberto Machado tiene que vencer su mente

Llámele barriga, estómago, abdomen o panza, pero una cosa es cierta: Andrew Cancio descubrió en la pelea 22 de Alberto Machado que esta zona era su irresistente, por no dominar la corta distancia, y cayó tres veces en el cuarto asalto con uppercuts de derecha que le obligaron a hincar sus rodillas, obligando al referí Raúl Caiz, Jr., a sentenciar el KO’T a los 2:16, cediendo el boricua la faja de las 130 libras de la AMB que ponía en juego por tercera ocasión, perdiendo de paso su invicto y un panorama que le prometía mucha plata.

💬Ver 0 comentarios