Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Pitufo tomó decisiones que pagaron buenos dividendos

Resulta irónico por un lado, pero no deja de ser una realidad. Cuando el púgil Christopher “Pitufo” Díaz anunció que se desvincularía en agosto del 2017 del Club Diamante y de su entrenador profesional, Ricky Márquez, seguramente una gran mayoría de fanáticos y seguidores del boxeador barranquiteño pensaron que estaba cavando su propia fosa.

Irónico y realidad, es que esa misma mayoría jamás pensó que Díaz tendría una oportunidad titular primero que el querendón del Club Diamante y protegido de Márquez, Félix “Diamante” Verdejo.

Después de todo, Márquez, un veterano entrenador, ha sabido llevar de la mano a Verdejo desde sus inicios, vendiendo muy bien su producto, ligado a la famosa empresa Top Rank y convirtiendo de paso al exolímpico en un fenómeno mediático desde inicios de su carrera.

Y todo apuntaba a que Verdejo tendría su oportunidad titular mucho antes que Díaz… Pero, por distintas razones, no pudo ser.

En agosto del 2017, Díaz analizó su carrera, su tiempo y espacio, y se miró en un duro espejo real: en el Club Diamante la figura principal y a quien más tiempo le dedicaban era a Verdejo. Después de todo, hasta el mismo presidente de Top Rank, Bob Arum, estaba muy entusiasmado con el potencial de Verdejo.

Y entonces Díaz tomo su decisión, esto, según admitió a la prensa, luego de pensarlo mil y una vez y haber llorado muchísimo… Si quería dar un nuevo paso en su carrera, aprender nuevos detalles en el boxeo y sentir que le dedicaban mayor tiempo para escalar en el ranking y buscar una oportunidad titular, tenía que dejar de ser sombra de su amigo Verdejo. Y así lo hizo.

El púgil que hace carrera en las 130 libras logró —con la misma ayuda de Márquez— conseguir un contrato con la empresa Top Rank, y eso de por sí fue un gran paso importante en su carrera. Lo otro fue mudarse a Nueva Jersey y comenzar a trabajar con una nueva esquina, bajo Raúl “Chino” Rivas.

En sus últimas cuatro peleas, Díaz ha recibido buena exposición mediática en Estados Unidos y ha demostrado poder en sus nudillos.

Ahora Díaz, cuya marca es (23-0, 15 KOs), peleará por el cetro vacante junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el 28 de julio contra el japonés Masayuki Ito (23-1-1 y 12 KOs).

Esa noche, en el Kissimmee Civic Center en Florida, seguramente miles de fanáticos boricuas de la diáspora estarán allí apoyando a Díaz. El mismo que tras mucho sudor y lágrimas, tomo una decisión bien dura en su carrera, pero para su suerte y verdad, le produjo dividendos.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 22 de enero de 2019

Con una buena baraja bajo la manga

En diciembre del 2018, la Junta de Directores del BSN determinó que impondría un nuevo tope salarial de $40,000 para el torneo. A inicios de este mes, la Asociación de Jugadores aprobó un voto de huelga de mantenerse este nuevo tope salarial y la pasada semana su presidente, Carlos Rivera, insistió en que se debería jugar con el tope salarial del 2018, es decir $60,000. Un día más tarde de las declaraciones de Rivera, algunos apoderados del BSN volvieron a insistir en defender el tope salarial justificando que algunas franquicias no podrían cumplir económicamente con los compromisos de un tope salarial de $60,000. Y fueron a más… si los jugadores quieren resolver el asunto, que traigan soluciones.

martes, 8 de enero de 2019

$40,000 por jugar en el BSN, ¿buen negocio?

Dos tormentas, de nombres Irma y María, junto a una Junta de Supervisión Fiscal impuesta por el gobierno federal, trajeron unos lodazales que amenazan con darle un azote a los cimientos del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que no sufre un fuerte percance desde los tiempos del caso federal de David Ponce en 1984.

💬Ver 0 comentarios