José Nicolás Medina  Fuentes

Tribuna invitada

Por José Nicolás Medina Fuentes
💬 0

Plebiscito: una carrera con dos cojos

El partido de gobierno inicialmente convocó un plebiscito sobre estatus y sectores del independentismo, soberanistas, independientes y libre asociacionistas acordaron participar porque aunque diferían del mecanismo utilizado podía servir para cuestionar el actual sistema colonial. Nadie hablaba de boicot. En abril los federales, a instancias del PPD, cambiaron las reglas del juego y exigieron se colocará la fórmula territorial. El PNP, sin consultar a los participantes, cambió las reglas a su modo. Los demás sectores decidieron boicotearlo. El PPD se unió al boicot al no ponerse el nombre del ELA en la papeleta. Los federales lo han boicoteado a su modo al no soltarles ni un centavo.

El PNP se encontró solito en la carrera y llamó a tres amigos y les dio una patente de corso y dos franquicias a tiempo de rayo para representar unas fórmulas sin consulta con los sectores que históricamente las han representado. Han organizado una carrera con dos cojos. Todo el mundo sabe que en la competencia plebiscitaria el PNP corre solito y en sus filas hay gente con tradición y apetito para alterar las listas de votantes al evento.

En el plebiscito del 1967 al menos el PPD compitió con la nueva corriente estadista liderada por Luis A. Ferré que luego se transformó en el partido gobernante PNP. Allí había dos corredores con piernas en la competencia. El simulacro plebiscitario electoral de ahora es patético.

Hay mucho descontento social con el partido de gobierno que ha actuado a dúo con la Junta de Control. Nuevos impuestos y recortes a la universidad, salud, pensiones y empleos, y en consecuencia caída de la actividad económica.

El boicot se ha convertido en una amplia convergencia por diversas razones. Ahora, en vez de asistir y dar un voto castigo, el castigo se configura boicoteando el evento. Quien hace las cosas mal merece un castigo. El PNP desea una presea dorada como las de Usain Bolt. La diferencia es que el corredor jamaiquino tiene muchas simpatías y compite con decenas de los mejores corredores del mundo. En verdad que el partido de gobierno no ha actuado con sabiduría al no convocar el mecanismo adecuado de la Asamblea Constitucional para atender el asunto del estatus. Los resultados deben llevarlo a pensar en un medio descolonizador efectivo que no fomente la fragmentación e insultos en el pueblo. No se merece un premio con el proceso y orden de cosas sino un castigo. Mientras menos votos saque mayor será el castigo.

El pueblo castigará con el boicot al partido de gobierno el 11 de junio. Siempre habrá gente del corazón del rollo interesados en vaciar listas. Pero mucho cuidado, eso es delito grave y los partidos que no asisten estarán vigilantes a cualquier ilegalidad. Una manera de supervisar es que los que promueven el boicot soliciten a la Comisión Estatal de Elecciones luego del evento una certificación de que no votaron en el plebiscito.

Se escuchan voces en las calles de amplios y diversos sectores del pueblo boicot al plebiscito como castigo.

Otras columnas de José Nicolás Medina Fuentes

💬Ver 0 comentarios