Larry Seilhamer

Tribuna Invitada

Por Larry Seilhamer
💬 0

Plebiscito: votar y reclamar dignidad

El próximo domingo, 11 de junio de 2017, definitivamente será una fecha trascendental para el futuro de todos los que vivimos aquí.  Ese día tenemos la oportunidad de no solo enviar un mensaje contundente al Congreso de la metrópoli, pero más importante aún podemos exigir de forma categórica nuestra dignidad personal y como pueblo.  Ese reclamo de dignidad solo se logra votando de forma masiva por la igualdad de derechos que solo se alcanza con la estadidad.

Ciertamente considero indignante que cuando a los ciudadanos americanos que convivimos en esta Isla se nos pregunta qué es Puerto Rico, tengamos que responder que somos un territorio/colonia y una pertenencia de los Estados Unidos de América.  Esta condición no solamente es indigna, pero también es moral y jurídicamente inaceptable.  La prueba más reciente y fehaciente de esta indignante falta de poderes de los más de tres millones de puertorriqueños que quedamos aquí es la imposición unilateral por el Congreso, donde no tenemos representación con voto, de la Ley PROMESA.

Nadie debe tener duda de que la condición territorial que padecemos es y continuará siendo uno de los factores más importantes que ha llevado a la Isla al colapso económico que hoy sufrimos.  Esta debacle económica ha obligado a cientos de miles de nuestros ciudadanos a abandonar la Isla y buscar el progreso y la mejor calidad de vida que ofrecen los 50 estados de la Unión.  Es un hecho irrefutable que más de 140,000 puertorriqueños han tenido que salir de la Isla en los últimos dos años en busca de mejores oportunidades en Texas, Florida, Nueva York y otros estados.  Las cifras demográficas demuestran que la población de la Isla se ha reducido en más de medio millón en la última década.

La solución para que esos hermanos puertorriqueños regresen a su Isla la tenemos en las manos los que aquí permanecemos.  Esa solución es logrando la estadidad federada.

La condición colonial/territorial nos coloca en una marcada desventaja económica en comparación con los estados y ahí la razón para el desplazamiento de los boricuas al Continente.  A modo de ejemplo, el informe reciente del “Government Accountability Office” (GAO), nos indica que la estadidad representaría una inyección de fondos a nuestra economía de por lo menos $9 mil a $10 mil millones cada año. Solamente en los muy conocidos programas de Medicare, Medicaid, Supplemental Nutrition Assistance Program (PAN) y el Supplemental Security Income (SSI), los puertorriqueños recibiríamos sobre $5 mil millones adicionales al año. En síntesis, en una década la estadidad le inyectaría de $90 a $100 mil millones a la maltrecha económica de Puerto Rico.

Tengo la completa certeza de que reclamando nuestra dignidad como pueblo al deshacernos de la centenaria colonia y logrando el bienestar económico que sin duda nos traerá la estadidad, nuestros hermanos que por necesidad han tenido que abandonar la Islaregresarán a reunirse con sus familias a disfrutar aquí lo que ahora tiene en uno de los estados del norte.

Defiende tu dignidad por ti y tus hermanos que tuvieron que abandonar la Isla votando masivamente por la estadidad este próximo domingo día 11.

💬Ver 0 comentarios