Ileán Pérez Cruz

Buscapié

Por Ileán Pérez Cruz
💬 0

Poesía criolla

Me gusta llegar a casa. Sentir que a pesar de lo impredecible algo permanece a través de la disciplina. De la rutina. Me gusta memorizarme detalles y repetirlos como una receta que me sé de memoria. Me gustan los rituales del silencio.

Me gusta saber que en la misma calle en la que vivo, hacia el este, hay una estación de bomberos. Siento una sensación artificial de alivio. El timbrar seguido de los carros de bomberos no se debía a lo que hasta hace una semana pensé se trataba de una crisis de emergencias en el barrio.

Me gusta la soledad de la ciudad. Los intercambios anónimos. Detesto los chirridos de su tren anacrónico y el perpetuo retraso de su llegada.

Me gusta que después de décadas ignorando el arroz con habichuelas lo preparo a menudo porque sus porciones rinden una semana (de almuerzos). A propósito, descubrí de adulta que el sofrito estaba a la venta en el supermercado. O sea, hay fábricas dedicadas al sofrito. Poesía criolla. Mi versión de la realidad era ver a Mami recoger recao del patio y observarla picar el ají dulce en la cocina.

También sufro de la impresión de que mis gatos me conocen mejor que yo. Me observan con detenimiento sin poder hablar. A pesar de su felinitud, vivimos tan integrados que se han transformado en mi álter ego. Al igual que ellos, me sobresalto con facilidad si me interrumpen mientras me concentro en una tarea.

La rutina es equilibrio. Ha significado reconocerme en el tiempo.

Me hacía falta, no me veía desde María. Es volver a respirar luego de aguantar el aire como si se tratase de una cura convencional para los problemas insalvables.

Es refrescante verse más allá del ruido de las redes.


Otras columnas de Ileán Pérez Cruz

lunes, 24 de junio de 2019

No hay “fake news”

Ileán Pérez Cruz señala que no hay "fake news", sino mentiras

💬Ver 0 comentarios