Juan Negrón Ocasio

Desde la diáspora

Por Juan Negrón Ocasio
💬 0

Politiquería en tiempos de tragedia

Al pasar el tiempo la madurez contribuye a distinguir las situaciones lo más razonable posible sin necesidad de inmiscuirse en contradicciones. Se intenta lo posible en no indagar en especulaciones ni zozobras durante tragedias. La serenidad place al buen juicio en la turbulencia. Pero es trágico la comedia de políticos que juegan con los sentimientos de los seres humanos. Y nos llega la intolerancia. Puerto Rico ha cosechado dos clases de comediantes. Los trabajadores de parodias que nos hacen reír en circunstancias difíciles. Lo hacen con el único propósito de sacarnos una sonrisa con sátiras en tiempos adversos. Los otros, los chistosos trágicos, son los políticos impúdicos. Los que venden el sentimiento humano para alcanzar propósitos ideológicos.

La reciente visita escabullida del Presidente Donald Trump fue una comedia en tiempos de tragedia. Risa lastimosa dio los que le sirvieron de receptores en los lanzamientos de rollos de papel. Mencionar de lo que hizo, dijo o hará Trump por Puerto Rico es insignificante porque las ayudas del Gobierno Federal han llegado, llegarán y seguirán llegando. (Enviarán miles de millones de dólares que volarán como cenizas con el viento y María como Georges será parte del pasado.) Los artículos que llegaron, están estancados en más de miles de vagones en el puerto, maniobra de un gobierno ineficaz que usa el mismo proceso burocrático de siempre para humillar más a la población. Además, de la ayuda federal, otros países como Ecuador, México, Venezuela y Cuba, por mencionar algunos, han puesto a disposición ayuda técnica, materiales y alimentos. Innumerables agencias cívicas, empresas, el ejército, voluntarios, la diáspora, compañías, gente alrededor del mundo y artistas, deportistas, doctores, actores entre otros, se han dado a la tarea de hacer donaciones de dinero y han colectado artículos de primera necesidad. Es una lista interminable. O sea, la ayuda humanitaria, aunque limitada, llegará en lo que abren el puerto.

Lo trágico de la visita de Donald Trump es que los políticos isleños han usado la desgracia del pueblo puertorriqueño para alcanzar objetivos ideológicos. No hay un rincón en la isla que esté destrozado. ¿Por qué se selecciona “Guaynabo City” para el recorrido del Presidente Trump? Los que no lo saben, el pueblo de Guaynabo es la cuna de la estadidad. Una gran parte de la población en ese municipio habla inglés (los vídeos de entrevistas lo demuestran). Todos los rótulos de calles y negocios están escritos en inglés. Véanlos. Obra que le debe el PNP a Héctor O’Neill. ¿Qué mejor lugar para hacer creer al Presidente de USA que la isla está preparada para la estadidad? Donald Trump no conoce a Puerto Rico, aparte de los “resorts” de la capital y los parques de golf. Él fue a donde el gobernador anexionista lo llevó.

Entre otras observaciones que levantan reflexiones es el número de fatalidades humanas. En Puerto Rico el huracán María dejó mucho más de 34 muertes. Teorizo que llega entre 75 a 100 fatalidades humanas. El número de muertes que había publicado el gobernador, lo argumentará con sus justificaciones, era 16. ¿Por qué un número tan bajo de un huracán que paralizó por completo al país, derrumbes, puentes caídos, barrios inaccesibles y, hasta el día de hoy, sectores totalmente incomunicados? La razón es simple. Los políticos en el poder son juzgados por el número de muertes ocurridas durante una catástrofe. Empero, cuando el Presidente Trump menciona que solamente hubo 16 fatalidades, menos que otros desastres en USA, el gobernador inmediatamente en conferencia de prensa utiliza la tragedia humana declarando que hubo 34 muertes. ¿Por qué? Porque entre más muertes, y más tiempo estén los puertorriqueños pasando hambre, sin electricidad ni agua, sin comunicación, más trágica la situación-mediática y más fondos federales para Puerto Rico, y detrás de todo ese embrujo más dependencia, y más creencia en los Trump del futuro incierto.

Otras columnas de Juan Negrón Ocasio

lunes, 16 de octubre de 2017

Se me agotó la batería

Juan Negrón Ocasio comenta sobre la alta dependencia de baterías tras el golpe del huracán y las cautelas y otras opciones que deben considerar los ciudadanos

lunes, 9 de octubre de 2017

Plan B para un gobierno eficiente

Juan Negrón Ocasio expresa que la lentitud de ayuda a sectores incomunicados es ya inaceptable, tras el azote del ciclón María a Puerto Rico

martes, 3 de octubre de 2017

Viviendo tiempos de caos

El escritor Juan Negrón Ocasio comenta la situación de crisis en el país después de María

lunes, 25 de septiembre de 2017

Puerto Rico: optimismo, fe y voluntad

Juan Negrón Ocasio reflexiona sobre la crisis tras el embate del huracán y expone cualidades boricuas que ayudarán a la recuperación colectiva

💬Ver 0 comentarios