José J. Villamil

Punto de vista

Por José J. Villamil
💬 0

Ponce y su futuro económico

Ponce no ha sido una excepción a los procesos que han caracterizado a Puerto Rico en las pasadas dos décadas. Su población se redujo de 186,475 en el 2000 a 133,191 en el 2018, de acuerdo al Negociado del Censo. Aún desde antes de la reciente contracción en la economía de Puerto Rico a partir del 2006, Ponce y la región del Sur sufrieron por el colapso de la economía petroquímica en los años 70. En la actualidad, la mediana de ingreso de las familias en Ponce es $19,993 y en la ciudad el 47.9% de las familias viven bajo el nivel de pobreza. En Puerto Rico, esos dos números son $23,793 y 41.2%. Al igual que otros municipios, el gobierno municipal de Ponce se enfrenta a serios retos en cuanto a su situación fiscal.

Aunque el panorama descrito en el párrafo anterior parecería ser uno en que las posibilidades de mejoramiento son reducidas, la realidad es que el futuro de Ponce puede ser muy favorable si la comunidad es capaz de aunar esfuerzos para movilizar los activos que tiene la ciudad y la región del Sur.

¿Cuáles son esos activos? Entre otros, podemos identificar los siguientes:

1. La ciudad cuenta con cuatro hospitales de excelente calidad.

2. Cuenta con cuatro universidades, incluyendo una escuela de medicina.

3. Cuenta con el Museo de Arte, que es único en la isla.

4. Tiene un puerto cuyo potencial está aún por desarrollarse.

5. El Aeropuerto Mercedita.

6. El municipio y sus municipios vecinos cuentan con una base industrial diversificada.

7. Una zona histórica extraordinariamente atractiva.

Obviamente, mucho de lo que ocurra en Ponce estará determinado por lo que ocurra en el país, pero nada evita que aún con un panorama incierto a nivel del país, un municipio, Ponce en este caso, pueda emprender iniciativas que propicien un mejor futuro económico. De hecho, una tendencia en la literatura sobre desarrollo local incluye una larga lista de experiencias de desarrollo económico local aún en entornos muy difíciles.

¿Cómo hacerlo? Una lectura de estas experiencias sugiere lo siguiente como necesario:

Fortalecer ventajas competitivas existentes – En el caso de Ponce, esto se refiere a la necesidad de construir su estrategia económica sobre aquellos activos que le caracterizan: una fuerte base de educación universitaria, activos culturales, el ser un centro de servicios relacionados a la salud y su fortaleza como centro educativo.

Construir nuevas ventajas competitivas – Hay posibilidades que deben explorarse como, por ejemplo, que la ciudad pueda convertirse en un centro de logística integrando su aeropuerto y el puerto. Para esto, la ciudad debe fortalecer su conectividad con la región y convertirse en el eje del desarrollo regional, como en su momento hizo Caguas, cuando creó la iniciativa regional conocida como Inteco. Existe algo similar a Inteco en el Sur, Disur, y Ponce debe actuar para fortalecerlo.


Movilizar a la empresa – Muchas de las experiencias exitosas de desarrollo de ciudades han surgido del sector no gubernamental. En algunos casos se han integrado empresas en esfuerzos coordinados para lograr economías y mejorar eficiencias. Ponce tiene todos los elementos para, por ejemplo, convertirse en un centro de turismo médico si se lograra integrar a las instalaciones hospitalarias y de educación médica de modo que actúen como un sistema integrado de servicios de salud. La ciudad de Orlando, en Florida, provee un ejemplo de cómo lograrlo.

Movilizar a las comunidades – Es cada vez más evidente que el desarrollo local requiere una activa participación y movilización de recursos comunitarios. Un caso notable fue el de Chicago en donde los esfuerzos a nivel comunitario lograron la creación, entre otros, de un banco comunitario, el South Shore Bank.

El futuro es del que lo construya y Ponce tiene todos los elementos para construir un mejor futuro económico. Obviamente, enfrentará serios retos, pero es evidente que si aún a los esfuerzos y los conocimientos de su comunidad, puede lograr ser el ejemplo de desarrollo económico local en Puerto Rico. Ese proceso de reconstitución económica requiere, además, una visión de mediano y largo plazo sobre la ciudad deseada, un proceso de planificación dirigido a lograr esa visión y continuidad en los esfuerzos.

Otras columnas de José J. Villamil

jueves, 5 de septiembre de 2019

La eliminación del impuesto al inventario

Si se elimina la contribución sobre el inventario, los ganadores serían las empresas, los perdedores los municipios. Esa ecuación es la que se tiene que resolver

💬Ver 0 comentarios