Mercedes Martínez Padilla

Punto de vista

Por Mercedes Martínez Padilla
💬 0

Por la educación de nuestros niños y los derechos del magisterio

Iniciamos un nuevo año escolar que será de lucha en defensa de la educación pública, los derechos del magisterio y nuestro estudiantado. Los maestros y maestras somos el instrumento que permite edificar la vida de nuestros niños y jóvenes y, de esa manera, el futuro del país. 

Puerto Rico ha atravesado este verano por una de las jornadas más gloriosas de nuestra historia. La gente se unió, luchó como nunca, utilizando las formas más diversas y triunfó. Hicimos realidad la consigna “El pueblo unido, jamás será vencido”.

Los eventos recientes reverdecen las esperanzas de un pueblo que anhela una sociedad distinta, libre de corrupción, de la prepotencia y arrogancia de los gobernantes y sus secuaces.

Nuestro sindicato participó de manera destacada de la jornada en la que todo el país se levantó a reclamar respeto de sus gobernantes, el cese de la corrupción y una gobernanza limpia y transparente. En cada evento estuvimos los maestros y maestras, hombro con hombro junto al país, ofreciendo una lección de democracia participativa.

Tomando como base la experiencia vivida por nuestro pueblo este verano histórico, establecemos nuestro plan de lucha para el año escolar que comienza.

¿Cuáles son nuestras demandas?  Exigimos al gobierno:

• Que se detenga todo proceso de privatización, pues es ahí donde radica la corrupción. Esto es particularmente importante en nuestro sistema educativo, en el que las empresas de los amigos, parientes y contribuyentes políticos se apoderan del presupuesto destinado a los niños. Recordemos que la acusada de corrupción Julia Keleher concedió más de $900 millones en contratos, muchos de ellos sin justificación.

• Que se declare un estado de emergencia con relación a la violencia de género y se establezca un currículo con perspectiva de género en las escuelas.

• Que se revoque la Ley 85 de supuesta Reforma Educativa y se legisle una verdadera reforma educativa, que defienda la educación pública.

• Que se declare la educación como un servicio esencial que debe tener prioridad sobre el pago a los bonistas buitres. Esto requiere que se presupueste adecuadamente nuestro sistema educativo.

• Que se protejan las pensiones de los maestros activos y jubilados, mediante un Sistema de Retiro Unificado. Que las mismas se declaren servicio esencial.

• Que se reabran las escuelas cerradas por la secretaria Keleher y la pasada administración. Las comunidades así lo reclaman y nuestros estudiantes y maestros(as) lo necesitan. 

• Que se mantengan los canales de comunicación entre las organizaciones magisteriales y el Secretario de Educación y, más importante aún, que se escuchen y atiendan los reclamos que presentamos en representación de los maestros.

• Reclamamos un aumento a la escala salarial,  que coloque el salario base de los maestros en $3,000 mínimo mensual. 

• Que se audite la deuda, encarcelen a los culpables y se cancele. Que se vaya la Junta de Control Fiscal de nuestro país.

Este será un año de lucha. Hemos probado que si hay unidad, voluntad y persistencia, venceremos. Es momento de fortalecer los instrumentos de lucha del pueblo y la clase trabajadora. Nuestro compromiso será siempre con el pueblo.


Otras columnas de Mercedes Martínez Padilla

sábado, 10 de agosto de 2019

Por la educación de nuestros niños y los derechos del magisterio

Este será un año de lucha. Hemos probado que si hay unidad, voluntad y persistencia, venceremosIniciamos un nuevo año escolar que será de lucha en defensa de la educación pública, los derechos del magisterio y nuestro estudiantado. Los maestros y maestras somos el instrumento que permite edificar la vida de nuestros niños y jóvenes y, de esa manera, el futuro del país. Puerto Rico ha atravesado este verano por una de las jornadas más gloriosas de nuestra historia. La gente se unió, luchó como nunca, utilizando las formas más diversas y triunfó. Hicimos realidad la consigna “El pueblo unido, jamás será vencido”.Los eventos recientes reverdecen las esperanzas de un pueblo que anhela una sociedad distinta, libre de corrupción, de la prepotencia y arrogancia de los gobernantes y sus secuaces.Nuestro sindicato participó de manera destacada de la jornada en la que todo el país se levantó a reclamar respeto de sus gobernantes, el cese de la corrupción y una gobernanza limpia y transparente. En cada evento estu

💬Ver 0 comentarios