Mariela Kury

Buscapié

Por Mariela Kury
💬 0

Por mi isla, cada acción cuenta

Eran las 9:24 de la mañana en Granada, España, cuando tembló. Tembló la mesa a causa de las vibraciones que venían de mi celular por mensajes notificando que, esa mañana del 7 de enero de 2020, en mi isla había ocurrido una catástrofe. Al mismo tiempo que aquella mesa temblaba, Puerto Rico se encontraba meneándose de lado a lado, dejando a muchos sin nada. Las palabras no expresan lo difícil que fue ver cómo los ciudadanos de mi patria sufrían, y yo me encontraba a 4,000 millas de distancia. “Quédate por allá”, decían. “Aquí no tienes nada que hacer”, reclamaban. Estos comentarios no me asustaban ni me creaban el deseo de quedarme lejos; al contrario, me daban a entender que muchos no saben lo que vale una acción. 

El mundo es una máquina. Una máquina que no es perfecta, pues nos sorprende muchas veces con diversos eventos como fuegos forestales, los huracanes y los terremotos. Es cierto que los mismos no se pueden controlar, pero sigue siendo nuestro deber hacer todo lo posible para perfeccionar la máquina que es el mundo. En Puerto Rico, hemos vivido apagones, sequías e incluso el huracán María del cual aún algunos están recuperándose. Ahora nos ha tocado enfrentarnos a un obstáculo más que irá para la historia. 

Sin embargo, no es momento de quedarnos de brazos cruzados, sino de aplicar lo que plantea el conocido dicho, “un pueblo unido jamás será vencido”. Es momento de darle la mano a aquellos que lo necesitan. Es momento de actuar porque, no importa cuán pequeñas sean las acciones, cada una cuenta. Es momento de unirnos como puertorriqueños, y demostrar que no importa cuánto tiemble la tierra, la isla seguirá adelante. Mantengamos nuestro espíritu en alto, y no dejemos caer la bandera roja, blanca y azul.

Mi presencia en la isla no detendrá los sismos, pero no significa que no tiene propósito que haya regresado. Es mi deber unirme a la causa. Me toca, al igual que a cada uno de ustedes, poner mi granito de arena y contribuir a la perfección de la máquina. No permitamos que nos digan que nuestras acciones no harán la diferencia, porque con unión y perseverancia, la isla que nos vio crecer podrá levantarse como el ave fénix de sus cenizas. 

Otras columnas de Mariela Kury

jueves, 20 de febrero de 2020

Carpe Diem: aprovechemos el momento

Hay que soñar como si fuéramos a vivir para siempre y vivir como si fuéramos a morir mañana, escribe Mariela Kury

💬Ver 0 comentarios