Efraín Vázquez Vera

Tribuna invitada

Por Efraín Vázquez Vera
💬 0

¿Por qué Bruselas?

Hoy hubo un recordatorio más de que el mundo está en guerra. Hoy, el terrorismo atacó la capital de Europa, Bruselas. 

Históricamente, en los conflictos bélicos, atacar la capital tiene un simbolismo y es sintomático del “estado real de situación” de una guerra. Cuando una de la partes ataca la capital del adversario, se logra un golpe contundente que crea desaliento y desasosiego en el adversario. Solo basta recordar la Ofensiva del Tet en 1968 en la que Vietnam del Norte atacó Saigón, la capital de Vietnam del Sur, hoy Ciudad Ho Chi Minh, que aunque no fue un éxito militar, sí lo fue político y propagandístico.

¿Por qué Bruselas? Porque además de ser la capital del Reino de Bélgica, es la capital del proceso de integración más avanzado del mundo: la Unión Europea. Porque residen en esa ciudad todos los representantes del mundo acreditados ante la Unión Europea. Porque atacar a Bruselas es atacar al mundo civilizado. Además, Bélgica siempre ha sido muy generoso y abierto a la acogida de refugiados, lo que ha permitido la infiltración en su territorio de algunas “manzanas podridas”, que junto a jóvenes marginados europeos, han constituido un “ejército” terrorista interno.   

Aunque aún no exista una definición oficial sobre el terrorismo por parte de la Organización de las Naciones Unidas, se entiende que ocurre, independientemente de su justificación, por el ataque violento y directo contra objetivos civiles.

Es necesario recordar que el pecado original del terrorismo que nos arropa estuvo en la invasión de Irak en 2003 por George W. Bush. Desde ese preciso momento, hemos sido testigos de una lucha contra el terrorismo como en un duelo al estilo del viejo oeste americano.

El terrorismo tiene miles de caras que hacen imposible reconocerlo del todo e imposible combatirlo exclusivamente por la vía militar. Lamentablemente, aún no se ha realizado una reflexión seria sobre las causas del terrorismo y cómo combatirlo efectivamente.

El terrorismo es fruto de injusticias sociales y la mente criminal del mal llamado Estado Islámico, pues no es Estado y mucho menos islámico, por lo que es un error grave pretender acabar el terrorismo con medidas a corto plazo, nacidas de la furia vengativa. 

El mayor éxito del terrorismo es la pérdida en las naciones democráticas de sus derechos individuales, económicos y constitucionales. Cuando los gobiernos limitan y violan los derechos civiles el terrorismo se infla y se piensa en verdadero vencedor de esta guerra.

No hay duda que no se ha tomado en serio la lucha contra el terrorismo. Es por ello imperativo enfrentar al terrorismo de forma responsable, yendo a sus orígenes, atacando la pobreza y la miseria que lo alimenta. Es urgente una reflexión seria en la que se reconozcan los errores del pasado, para eliminar así las justificaciones y aterrorizar así al terrorismo.

Mientras el mundo continúe seducido por los discursos políticos vacíos,basados en la eterna lucha entre el bien y el mal, y no exijan a los gobiernos democráticos políticas responsables y efectivas para combatir el terrorismo, nos tendremos que acostumbrar a seguir siendo víctimas de atentados del terror como el ocurrido recientemente en la capital de Europa.

Otras columnas de Efraín Vázquez Vera

miércoles, 18 de julio de 2018

Trump ante la injerencia rusa

El internacionalista Efraín Vázquez Vera analiza las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, en el marco del viaje reciente de Donald Trump a Europa

💬Ver 0 comentarios