Lionel R. Orama Exclusa

Tribuna Invitada

Por Lionel R. Orama Exclusa
💬 0

¿Por qué no usamos la energía nuclear?

Se escucha a profesionales plantear que la tecnología nuclear contamina menos y es más económica que las renovables.  Veamos los datos para entender el asunto porque la solución energética en Puerto Rico debe considerar estos planteamientos, pero mantenernos en una visión de 100% renovables.

El costo de un sistema se evalúa a base del llamado análisis de ciclo de vida. Este revela el impacto producido desde que se extraen materiales para construcción hasta que se dispone de ellos.

De acuerdo con el National Renewable Energy LabNational Electric Technology Lab (NETL-2015) en su ciclo de vida la tecnología solar y nuclear contaminan al mismo orden de magnitud, aproximadamente 50 gramos por kilovatio-hora (g/kWh) la fotovoltaica y 15g/kWh la nuclear.

 Un dato importante para nuestra sostenibilidad isleña es que las tecnologías que usamos hoy son desastrosas, porque nos hacen esclavos de países productores de petróleo, carbón y gas natural, y porque los niveles de contaminación son inaceptables.  NREL y NETL demuestran que el gas natural, alternativa que el gobierno y la junta de control quieren imponer, genera 500g/kWh, 10 veces más que la fotovoltaica.  Peor aún, el carbón y el petróleo producen 1200g/kWh, que es 24 veces más contaminante que la fotovoltaica.  Es decir, si nos preocupa la contaminación y los problemas de salud asociados a esta, todos los fósiles en Puerto Rico tienen que ser eliminados.

Entonces, en Puerto Rico solo podríamos considerar dos alternativas, renovables y nuclear.  Hago la salvedad que la tecnología nuclear ha sido rechazada en la Isla por el riesgo catastrófico de una falla (Three Mile Island 1979, Chernobyl 1986, Fukushima 2011).

Según la World Nuclear Association, la tecnología nuclear al 2020 costará aproximadamente ocho centavos por kWh generado en Estados Unidos.  A eso hay que añadir el costo de transmitir la energía por una red con pérdidas, que desarrollar una planta nuclear tardaría al menos cinco años y que su costo de construcción aumenta con el tiempo.

Por otro lado, según McKinsey & Co (2016) se espera que para el 2020 la fotovoltaica con baterías estará rondando $3.75 por vatio instalado.  Asumiendo una vida útil de 20 años, esto significa que en la Isla el costo del kWh con fotovoltaica sería de 10.3 centavos.  Esto representa que la fotovoltaica es una tecnología muy viable ahora y en la medida que pasa el tiempo se hará más viable, contrario a la nuclear.

En Puerto Rico hay que descartar la nuclear porque nos ata a productores de energía extranjeros, no tenemos minas radiactivas y mucho menos capacidad para disponer del desperdicio tóxico, además del peligro de una catástrofe. Las renovables son de las que generan menos contaminación y el costo, ya sea por capacidad instalada o por kilovatio-hora producido, es actualmente competitivo con las tecnologías más económicas.  La propuesta de sostenibilidad es usar nuestras propias fuentes de energía, hay que moverse a solar con baterías.  Si buscamos una mejor calidad de vida, y que sea sostenible, es indispensable movernos de inmediato hacia un plan agresivo que nos coloque en la meta de 100% renovables.

Otras columnas de Lionel R. Orama Exclusa

viernes, 18 de agosto de 2017

Educando a la AEE

El doctor Lionel Orama, catedrático de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras en la Universidad de Puerto Rico, explica la importancia de la urgente transformación de la AEE

miércoles, 2 de agosto de 2017

Urge democratizar la energía eléctrica

El investigador en sistemas de energía Lionel R. Orama señala cómo existen ya las tecnologías que hacen viable la democratización de la energía y que abaratan su costo.

💬Ver 0 comentarios