Aníbal Acevedo Vilá

Tribuna Invitada

Por Aníbal Acevedo Vilá
💬 0

¿Por qué quiero presidir el PPD?

Los próximos dos años van a ser fundamentales para el futuro de Puerto Rico y del Partido Popular Democrático.

Las respuestas y la fiscalización que el PPD articule ante la agenda del gobierno de Ricardo Rosselló, ante la crisis fiscal y económica y ante las acciones unilaterales y dañinas que quiere tomar la Junta de Cntrol Fiscal contra nuestra clase media y trabajadora, son un reto enorme para este partido.

A eso hay que añadir la estrategia pro estadidad diseñada, no solo para fabricar una mayoría fictica a favor de la estadidad, sino para dividir y destruir al PPD como instrumento aglutinador de la mayoría de los puertorriqueños que no somos estadistas ni independentistas. Si en estos dos años no enfrentamos con determinación y creatividad estos retos, las elecciones futuras se pueden tornar académicas para nuestro partido.

Es por esta combinación de dificultades que tomé la determinación de aspirar a la presidencia del Partido Popular. Reitero que no me interesa la candidatura a la gobernación, que no estoy corriendo en contra de Héctor Ferrer y que la elección del PPD prevista para el 26 de este mes no tiene nada que ver con la candidatura a la gobernación. Héctor es, sin duda, uno de los principales activos de nuestro partido y bien podría ser nuestro candidato a la gobernación en el 2020, si así lo deciden los populares en unas primarias.

Aspiro a la presidencia del PPD para ofrecerle a los miles de populares que creen en este partido un liderato enfocado en fortalecer la institución y en ganar la batalla que se avecina contra las artimañas anexionistas del PNP, Ricardo Rosselló y Thomas Rivera Schatz. En este momento histórico, el Partido Popular merece y necesita un liderato dedicado a él, que lo entienda, que lo atienda y que lo ponga sobre cualquier candidatura.

El futuro de este partido va a depender de lo que ocurra y de lo que hagamos en este año y el próximo, y lo que hay que hacer requiere que se haga sin ataduras y sin pensar en la necesidad de capturar votos individuales para una primaria o para una elección.

Mi intención es que todos los sectores ideológicos que hay dentro del PPD sean incluidos en las gestiones de status que hagamos a nivel institucional en Puerto Rico y en Washington. Si estamos exigiendo inclusión y apertura al PNP, tenemos que empezar por la casa, reconociendo nuestra diversidad de pensamiento y siendo inclusivos entre los nuestros.

Como presidente del PPD, todos tendrán su espacio: los que respaldan un Estado Libre Asociado mejorado y los que apoyamos una evolución hacia un Estado Libre Asociado soberano. Este proceso de inclusión nos va a permitir dejar claro en Washington que la mayoría de los puertorriqueños queremos una relación digna con Estados Unidos, que respete nuestra identidad única, nuestros derechos democráticos inalienables y nuestras aspiraciones de progreso. Y también nospermitirá hablarle al pueblo de Puerto Rico y a la base de nuestro partido sin amenazas ni recriminaciones.

Los tiempos de unos populares atacando a otros por ser “independentistas encubiertos” o “estadistas light” van a quedar en el pasado. Este tiene que ser el primer paso si queremos una definición firme de futuro, porque para poder definir de forma honesta nuestro futuro tenemos que partir de nuestra realidad del presente. Negar nuestras diferencias de pensamiento ha sido el ancla del inmovilismo en nuestro partido. Cambiar eso es lo que nos va a permitir caminar exitosamente hacia adelante.

Lo logrado en las pasadas semanas, con unas delegaciones legislativas del PPD trabajando el tema del status en unidad, es ejemplo de lo que podemos alcanzar. En ese ánimo es que debemos acudir ante el Congreso y el Departamento de Justicia federal para que entiendan de qué es que se trata la artimaña anexionista del PNP. Y es en ese ánimo de inclusión y diversidad que nos vamos a enfrentar a la trampa del 11 de junio.

Otras columnas de Aníbal Acevedo Vilá

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Trump y el futuro de los Estados Unidos

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá expone que percibe el resultado general de las elecciones de medio término en los EE.UU. como otro síntoma del desplome de esa nación como imperio líder de la moral y la democracia

lunes, 24 de septiembre de 2018

Triple rechazo: Trump, Rosselló y estadidad

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá señala que la bofetada pública más reciente a la agenda estadista se la ha dado el propio presidente Trump

💬Ver 0 comentarios