Carlos Dalmau Ramírez

Punto de vista

Por Carlos Dalmau Ramírez
💬 0

Por qué Rosselló debe renunciar

Al publicarse las páginas del chat del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, me encontraba fuera de Puerto Rico. No obstante, pude ver cómo la publicación de las conversaciones opacó la noticia de los arrestos de miembros en su gabinete. 

El chat destapó un estercolero secreto en el que viven Rosselló Nevares y los miembros de su camarilla. La lectura de cientos de páginas retrata una realidad innegable: mientras el país, que le dio su confianza, se hundía en el lodo, este gobernador se reía de lo lindo. Se lo gozaba todo. Se reía a pesar de todo y a costa de todos.  

Por el tono consistente y la extensión de las comunicaciones, no es posible concluir que se trata de un error de juicio o un episodio aislado. Al sentirse intocables, el gobernador y su grupito de sicofantes les dieron rienda suelta a sus verdaderos pensamientos y a su torcida visión del mundo.

Desde la secretividad del chat, el gobernador se gozaba la persecución política, la homofobia, los ataques contra mujeres, opositores y periodistas, la burla a los pobres, entre tantas otras canalladas. Allí no se salva nadie de sus risas burlonas, ni siquiera los muertos del huracán María. Hasta el engaño y los ataques contra líderes del PNP los celebraban con socarronería.  

En ese ambiente festivo de misantropía y crueldad sin frenos, Rosselló Nevares gobernaba al país en su peor momento. En pocas horas, quedó pulverizada una de las más custodiadas fabricaciones del equipo del gobernador: la imagen de Rosselló como un científico riguroso y un trabajador incansable en la gestión de gobierno.

Este gobernador, en realidad, se pasaba las horas muertas perdiendo el tiempo en temas banales y de poca monta. Es chocante ver las cosas en que se ocupa este gobernador, la superficialidad con que atiende asuntos importantes, las horas en que escribe, y la escasa comprensión de la realidad del país y sus problemas. En esa conversación diaria, casi permanente, no hay luz, ni ciencia, ni trabajo real de política pública. Lo qué hay es soberbia, banalidad y malicia.  

Luego de forzarme a leer página tras página, meses de conversaciones secretas, queda al desnudo el verdadero carácter y la cosmovisión de Rosselló Nevares.  Y es eso lo que ha sellado su destino político.  Este es el cuento de quien se ahorca con su propia soga.

El gobernador debe renunciar, no por que haya cometido delitos. Si los cometió, esto aun no se ha probado. Rosselló Nevárez debe renunciar por algo mucho más poderoso y más elemental.  Porque el pueblo que lo escogió pudo ver, sin filtro, la verdad de quién es, qué piensa y cómo actúa.  Debe renunciar porque ese pueblo concluyó que alguien así no puede seguir siendo llamado gobernador de Puerto Rico. Debe renunciar porque Puerto Rico, en un extraordinario momento de consenso, de profunda dignidad y de mucha lucidez, así lo demanda.

Otras columnas de Carlos Dalmau Ramírez

sábado, 17 de agosto de 2019

Una gobernadora independiente

La gobernadora Wanda Vázquez debe declararse independiente, siguiendo el ejemplo de Muñoz Marín. Eso le permitirá presentarse en Washington sin tener el sello del partidismo

💬Ver 0 comentarios