Daniel A. Laó Dávila

Punto de Vista

Por Daniel A. Laó Dávila
💬 0

Por qué tembló la tierra en Puerto Rico

Otra vez tembló la tierra en Puerto Rico y la gente se pregunta las mismas preguntas: ¿Qué es lo que provoca estos fenómenos? ¿Son rutinarios o son otra cosa más preocupante? ¿Dónde están las fallas?

Los sismos se forman por la liberación de energía al romperse las rocas. De la misma manera que se libera energía al partir un lápiz con las manos. La diferencia es que los terremotos tienen la capacidad de liberar mucha más energía que se puede sentir a través del país.

Las fallas geológicas son las grietas que se forman cuando se rompe la roca y donde se libera la energía. Es normal que en Puerto Rico se sienta la tierra temblar porque la isla se encuentra en el borde de dos placas tectónicas que se están raspando una con la otra. Su movimiento es lento; similar al crecimiento de nuestras uñas. Sin embargo, acumulan mucha energía que es liberada cuando hay un terremoto.

Y es ese proceso normal el que generó los terremotos el lunes por la noche. De acuerdo con la Red Sísmica de Puerto Rico, el evento más potente fue de magnitud 6 que fue seguido por eventos menos fuertes siendo uno de magnitud 5, el segundo más fuerte. Hasta ahora se han localizado más de 60 terremotos asociados a este evento y se esperan más terremotos de menor energía en la misma región en los siguientes días y tal vez semanas. 

Las regiones al norte y noroeste de Puerto Rico son las más activas sísmicamente. La Fosa de Puerto Rico y el Cañón de la Mona son cuencas marinas formadas por la deformación de rocas en el borde de placas. Estudios del lecho marino en esas regiones han encontrado varias fallas de cientos de kilómetros de longitud con la capacidad de producir terremotos fuertes.

Puerto Rico ha sentido terremotos fuertes producidos en la misma zona al norte de la isla, como el terremoto de San Fermín del 11 de octubre de 1918, muy bien reseñado por la Dra. Lorna Jaramillo Nieves en su libro “11 de octubre de 1918, El terremoto en Puerto Rico: Lecciones cien años después”. Ese terremoto de magnitud 7.1 liberó 32 veces más energía que el terremoto de magnitud 6 que sintió el país el lunes por la noche. Además, produjo deslizamientos de tierra submarinos que a su vez crearon un maremoto que afectó la zona oeste de Puerto Rico. Se estima que por lo menos murieron 140 personas y hubo más de 4 millones de dólares en daños a la propiedad.

Los terremotos, al igual que los huracanes, son fenómenos naturales que pudieran convertirse en desastres humanos cuando no hay preparación adecuada. Cada familia puede prepararse siguiendo los pasos presentados por la Red Sísmica de Puerto Rico en su página en línea. Las empresas privadas y gubernamentales pueden prepararse siguiendo los códigos de construcción que previenen el colapso de estructuras. Y, sobre todo, se puede ayudar a calmar a la ciudadanía reforzando la educación sobre el origen de los terremotos y proveyendo más simulacros sobre como actuar antes, después y luego de un terremoto.

Otras columnas de Daniel A. Laó Dávila

💬Ver 0 comentarios