Silverio Pérez

Tribuna Invitada

Por Silverio Pérez
💬 0

Positivismo responsable

Tenemos que superar el #hashtag, las frases bonitas pero huecas, los slogans, los copy and paste y todo aquello que se les parezca. Este es un momento para ser positivos, pero de forma responsable, porque si no, vamos a estar contribuyendo a la superficialidad, a la falta de reflexión y análisis que utilizamos en el pasado para construir la isla ficticia a la que el huracán María le voló el toldo.

Puerto Rico se levanta, pero la pregunta es cómo. Con la politiquería barata de antes, no. Con los contratos a los amigos del alma, tampoco. Con la información a medias, oculta, mediatizada, menos. Con mayor dependencia como horizonte, jamás. Puerto Rico se tiene que levantar desde cero, aprovechando la oportunidad que María nos ha puesto en las manos.

 Por décadas vivimos en negación, en aquella vitrina en la que se nos mostraba al mundo con propósitos que solo le servían a los intereses de la Guerra Fría, y nos creímos el cuento. Los economistas pronosticaban que íbamos camino a la quiebra, y no les creíamos. Y la quiebra llegó, y con ella, la Junta de Control Fiscal, pero aún así seguíamos por ahí como si el país fuera el de antes, ignorando la realidad presente. 

Tuvo que venir María, y llevárselo todo, para que tocáramos fondo y nos reconociéramos como lo que somos, una isla frágil en su infraestructura, dependiente de los que nos llega por barco o avión, y a expensas de lo que nos quiera ayudar la administración de turno en Washington.

No hay nada mejor que tocar fondo, pues más abajo de eso no podemos llegar. Al tocar fondo podemos impulsarnos y salir a la superficie. ¡Y eso haremos! Pero vamos a hacerlo bien. No remendemos, construyamos. No restauremos, rediseñemos. Si volvemos a hacer lo que antes hicimos, tendremos los resultados que antes tuvimos.

¿De qué nos agarramos para levantarnos? Hay dos señales claras, inequívocas: la nuestra naturaleza y nuestros valores como pueblo. 

Miremos la naturaleza y entendamos el mensaje que nos está enviando. Los árboles están reverdeciendo con un color más intenso, más vivo, más alegre. Deténganse un rato a observarlos. Los árboles no cogieron las hojas secas y las pintaron de verde. No recogieron las ramas desprendidas y trataron de pegárselas. No. Echaron nuevas hojas, más hermosas que las anteriores. Hicieron crecer nuevas ramas, que a la larga serán más fuertes que las que sucumbieron a los vientos del huracán. 

Y algo muy importante, lo lograron con sus raíces en tierra, aunque fuera una débil y pequeña raíz. Tumbados, en el piso, pero agarrados de sus raíces.

Nuestras raíces son esos valores de pueblo que han aflorado ante la adversidad. Hemos sido generosos, compasivos, solidarios, no lo perdamos. Cuando el momento lo requirió, mostramos una valentía impresionante, salvando vidas, llegando a donde las autoridades gubernamentales y militares aún no habían llegado. En los semáforos, salvo algunas excepciones, hemos sido civilizados, amables, condescendientes. Ante las adversidades hemos sido pacientes. Con esos valores es que vamos a levantar al nuevo Puerto Rico.

No desviemos la mirada de ese cuerpo desnudo que nos muestra el Puerto Rico que somos hoy. Observemos nuestra vulnerabilidad, con detenimiento, y aprendamos cómo hacernos fuertes en el futuro. Sin miedo. El miedo paraliza, el amor nos hace valientes. Digamos las verdades como son, sin tapujos, pero con ternura. La mentira no funcionó antes, no nos funciona ahora, y no nos funcionará después. Para construir un Puerto Rico verdadero la zapata tiene que ser la verdad, de lo que somos y aspiramos ser. Solo así Puerto Rico se levantará, más allá del hashtag, del slogan, de la frase bonita y del copy and paste. ¡con positivismo responsable!

Puerto Rico se levanta en excelencia, Puerto Rico se levanta productivo, Puerto Rico se levanta en la autogestión, Puerto Rico se levanta en la sostenibilidad, Puerto Rico se levanta sin cogerse pena, Puerto Rico se levanta sin sentirse superior a nadie, pero tampoco menos, Puerto Rico se levanta con amor y estima propia. ¡Así sí Puerto Rico se levanta! ¡Eso es positivismo responsable!

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 13 de noviembre de 2018

El nacimiento del trumputismo

Silverio Pérez argumenta sobre el surgimiento del trumputismo y destaca que solo el pensamiento crítico, cuestionando nuestros paradigmas, producirá un espacio de entendimiento que nos haga avanzar para superar la crisis actual

martes, 23 de octubre de 2018

La idea en el zafacón

Silverio Pérez expone que el Partido Popular Democrático se encamina a tomar una ruta que parece conducirlo a una organización “estadoísta light” de ideología neoliberal

martes, 9 de octubre de 2018

Caballo de Troya

Silverio Pérez argumenta sobre el reto de los puertorriqueños en Estados Unidos ante el potencial de que se reconozcan como guerreros y salgan a dar la batalla por sus hermanos en la isla al participar en las elecciones congresionales del 6 de noviembre de 2018

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Decir o comunicar

Silverio Pérez argumenta sobre la necesidad de comunicación efectiva, que mueva a la acción y a la creación para avanzar en la reconstrucción de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios