Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

Potenciales brotes después de María

El paso del monstruo natural llamado huracán María ha dejado daños materiales incalculables y puesto a prueba la capacidad del gobierno para atender una emergencia como hacía años no se producía en Puerto Rico.

De todo lo dejado por el paso del huracán el pasado 20 de septiembre, que es mucho, lo que más debe preocupar a todos es el potencial peligro de brotes de epidemias de gastroenteritis, conjuntivitis y sarna, entre otras, debido a las aguas estancadas en muchas comunidades donde impera la falta de higiene.

Ya los expertos nos han advertido que después de unas inundaciones como las que se han registrado en Toa Baja, Loíza, Canóvanas, pueblos en el interior del país como Utuado, y zonas de Ponce y Moca, entre otros, las aguas contaminadas con material fecal constituyen uno de los mayores peligros para la salud, que a su vez plantea el riego de bacterias, hongos, parásitos y virus que pueden causar infecciones intestinales, pulmonares, entre otras.

Hay médicos que han estado visitando comunidades para atender esos casos, pero necesitan materiales porque su mera presencia no es suficiente.

El paso del huracán María sacó a la luz uno de los problemas de salud pública más serios en el país: las condiciones en que viven nuestros viejos, muchos de los cuales han sido abandonado por sus familiares en lugares públicos y privados donde supuestamente le dan las mejores atenciones psicológicas y de salud en general.

Evidenció, además, que fueron pocos los centros de cuidos de viejos sin preparación para el paso del huracán, lo que produjo que cientos de esos centros se quedaran sin servicio de energía eléctrica y, consecuentemente, arriesgó la vida de muchas de esas personas, cuyo balance de muertes está por verse.

El gobierno, entretanto, montó una operación para atender la emergencia pero a once días del paso del huracán hay comunidades aisladas que no saben cuándo le llegará agua potable, alimentos y medicinas.

Durante entrevistas con funcionarios, a través de la emisora WAPA Radio, le hemos advertido esa falla de comunicación porque en las cientos de llamadas que hemos recibido en la transmisión antes, durante y después del huracán la queja coincide en que las comunidades se sienten desamparadas porque no tienen la certeza de cuándo serán atendidas por el gobierno, que todos los días hace algo para que sea reseñado por la prensa local e internacional.

La situación de desamparo en el país es igual que en San Juan. Las comunidades piden a gritos ser atendidas porque hay sectores que fueron duramente impactados por el huracán María.

Hay mucha preocupación sobre el acceso a recursos como agua potable, alimentos, electricidad, combustible, atención sanitaria y vivienda, aunque ya están en Puerto Rico efectivos de las agencias federales para dar auxilio en la restauración de la infraestructura eléctrica y vial y los servicios de salud. Y esa preocupación la produce, lamentablemente, la falta de un sistema eficiente que permita que las comunidades tengan la certeza sobre cuándo le llegará la ayuda.

Al pueblo en general les digo, entretanto, que tenga mucha paciencia porque el servicio eléctrico tomará más de seis meses en reponerse y que las carreteras que se rompieron o quedaron obstruidas serán reparadas mucho antes de lo que nos imaginamos.

Pero lo más que nos debe preocupar en estos momentos es tomar las medidas higiénicas necesarias para evitar brotes de epidemias en nuestras comunidades, principalmente en aquellas donde hay aguas estancadas.

Estoy seguro que vamos a salir adelante con un país máss organizado.

Hay asuntos que se atenderán después que se resuelva la prestación de servicios básicos como salud, educación y seguridad, pero no tengan dudas que estaremos atentos al gobierno para que fije responsabilidades sobre todos aquellos funcionarios y entes privados que obtuvieron permisos corruptos para desviar cauces de ríos que han provocado inundaciones en zonas que nunca antes habían sido arrasadas por las aguas, independientemente de la categoría del huracán. Será la próxima tarea en la agenda después del paso del huracán.

Otras columnas de Ismael Torres

miércoles, 18 de octubre de 2017

Boricuas, manos a la obra

El periodista Ismael Torres comenta vivencias e inquietudes casi al cumplirse un mes del golpe grave del huracán María en Puerto Rico

jueves, 28 de septiembre de 2017

A evitar las teorías conspiratorias

El periodista Ismael Torres reflexiona sobre cómo Puerto Rico enfrenta su reto más grande en más de un siglo tras el golpe del huracán María

viernes, 22 de septiembre de 2017

La radio y cuando volvimos a ser gente

El periodista Ismael Torres comparte vivencias de su participación en la cobertura radial durante el paso del huracán María por Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios