David Skeel

Perspectivas de la Junta

Por David Skeel
💬 0

Preservando los derechos de Puerto Rico

La Junta de Supervisión radicó este mes cientos de demandas contra proveedores que recibieron pagos emitidos por entidades gubernamentales que aparentan haber sido inapropiados. Las demandas han causado considerable confusión aquí en Puerto Rico. Entendemos importante explicar por qué las radicamos y qué se debe esperar del proceso de reclamaciones.

Radicamos las demandas ahora porque la fecha límite para hacerlo estaba a punto de vencer. Bajo la Ley Promesa, cualquier demanda para recobrar pagos que se hicieron indebidamente o que se consideran preferenciales debe presentarse dentro de un periodo de dos años a partir de la fecha en que el deudor —en este caso, el Gobierno de Puerto Rico- comenzó el proceso de reestructuración bajo el Título III - la disposición tipo-quiebra incluida en Promesa. Dado que el Título III para Puerto Rico se radicó el 3 de mayo de 2017, y el de la Autoridad de Carreteras y Tránsito y del Sistema de Empleados de Retiro el 21 de mayo de 2017, la fecha límite de dos años se cumplía este mes.

Es importante tener en cuenta que no esperamos recobrar pagos de todas las partes demandadas. El objetivo siempre ha sido preservar los derechos de Puerto Rico con respecto a pagos que aparentan haber podido ser inapropiados o preferenciales.

Utilizamos varios criterios de selección para determinar si se debía impugnar un pago. Identificamos los pagos como potencialmente inapropiados si un proveedor no divulgó públicamente su contrato, como lo exige la ley de Puerto Rico, o si el proveedor recibió pagos sustancialmente por encima de su contrato durante los cuatro años previos a la radicación del Título III. Por otra parte, si un proveedor recibió un pago dentro de los noventa días posteriores a la radicación del Título III, y no se realizó durante el curso ordinario de negocios o se le protegió por otras razones, puede haber sido una "preferencia". No radicamos demandas contra ninguna organización sin fines de lucro o caritativa, ni contra ninguna entidad gubernamental. Tampoco radicamos demandas contra proveedores que hayan recibido menos de $2.5 millones en pagos.

¿Qué debe hacer un proveedor que haya recibido pagos sustanciales y haya sido demandado? Lo primero que debe hacer es proveerle a la Junta de Supervisión copias del contrato o cualquier otra documentación que pueda contribuir a demostrar que los pagos en cuestión no fueron inadecuados ni preferenciales. Hemos proporcionado información de contacto en el sitio web de la Junta de Supervisión.

No planificamos atender estas demandas mediante litigios costosos ni prolongados. En los próximos días, estableceremos un proceso informal de arbitraje o mediación para manejar las mismas. Trataremos de resolver la mayor cantidad de demandas posibles mediante este proceso simple e informal.

A menudo se nos pregunta por qué radicamos estas demandas. ¿Por qué no dejar que lo pasado se quede en el pasado y simplemente enfocarnos en el futuro? Una razón por la cual radicamos las demandas es porque estamos obligados a hacerlo. Como representantes del Gobierno de Puerto Rico y otras entidades en los casos de Título III, la Junta de Supervisión tiene el deber fiduciario de impugnar cualquier reclamo o pago que parezca problemático. También hay buenas razones de política pública para impugnar pagos indebidos o preferenciales. El objetivo de este proceso es garantizar que algunos proveedores no se hayan beneficiado a expensas de otros, que todos los acreedores de Puerto Rico reciban un trato justo, y que los proveedores registren sus contratos de manera adecuada según lo requieren las leyes de Puerto Rico. En fin, esto se hace para asegurar que el dinero del pueblo se haya utilizado de forma apropiada, y de no haber sido el caso, que sea devuelto a las arcas públicas.

Sin embargo, entendemos que es sumamente agobiante que se requiera que se devuelvan pagos que se recibieron de parte de entidades gubernamentales que ahora se encuentran en los procedimientos de Título III. Es por esto que estaremos recopilando la mayor cantidad de información posible sobre los pagos. Manejaremos la mayor cantidad posible de demandas de manera informal. Y solo procederemos con las mismas si los pagos son verdaderamente inapropiados o preferenciales.

Otras columnas de David Skeel

💬Ver 0 comentarios