Miguel Romero

Tribuna Invitada

Por Miguel Romero
💬 0

Probada la productividad legislativa

El 30 de junio concluyó la Primera Sesión Ordinaria de la Decimoctava Asamblea Legislativa. La fecha coincide con los primeros seis meses de arduo trabajo durante los cuales el nuevo gobierno presentó y aprobó legislación de vital importancia para la transformación gubernamental, social y económica que le prometimos al Pueblo en el Plan para Puerto Rico.

Al día de hoy, el gobernador Ricardo Rosselló ha convertido en ley un total de 36 medidas. Entre estas, el Gobernador ha firmado un total de 21 proyectos de administración y 15 proyectos de la delegación de mayoría o de legisladores en particular.

Nuestro Senado ha hecho lo propio para cumplir a cabalidad con la palabra empeñada ante el Pueblo y refrendada por éste el pasado mes de noviembre. Desde la Comisión de Gobierno del Senado de Puerto Rico, Comisión que tengo el honor de presidir, el trabajo no ha cesado desde el primer día. Hemos analizado y trabajado cerca de la mitad de las medidas que hoy son ley.

Podemos destacar la nueva ley de Alianzas Público-Privadas Participativas (Ley 1-2017); la transformación de nuestro mercado laboral para incentivar la creación de empleos (Ley 4-2017); el establecimiento del Gobierno como Empleador Único (Ley 8-2017) para un gobierno mas eficiente para los ciudadanos; incentivos para la creación de fideicomisos (Ley 9-2017); la creación de la Oficina para el Desarrollo Socioeconómico y Comunitario de Puerto Rico (Ley 10-2017); el fortalecimiento del voluntariado, en especial aquel dirigido a las personas de edad avanzada (Ley 12-2017); la adopción del modelo de “Enterprise Puerto Rico” (Ley 13-2017) para aumentar la inversión y nuestro desarrollo económico; el restablecimiento de la Oficina del Inspector General como arma poderosa en la lucha contra la corrupción (Ley 15-2017); garantizar la igualdad salarial de la Mujer (Ley 16-2017); impulso al turismo y a la promoción de Puerto Rico como destino turístico (Ley 17-2017); protecciones a las víctimas en casos de violencia doméstica (Ley 18-2017) y la reincorporación de delitos a nuestro Código Penal para proteger y salvaguardar los derechos de todos (Ley 27-2017).

En representación del Distrito de San Juan, hemos presentado medidas para atender a nuestros constituyentes. Por ejemplo, el Proyecto del Senado 476, ya aprobado por ambos cuerpos legislativos, establece un método alterno para atender la grave situación que viven los sectores de Santurce y Río Piedras en cuanto a los estorbos públicos. Reafirmando el compromiso con las comunidades del Caño Martín Peña, radicamos por petición el Proyecto del Senado 587, ya aprobado por el Senado. Además, hemos presentado medidas para proteger a nuestras mujeres embarazadas indigentes; mecanismos para asistir a la Universidad de Puerto Rico y allegar fondos adicionales a ésta con la aprobación de la Resolución 76 de mi autoría; tiempo especial adicional para empleados con enfermedades graves de carácter catastrófico y una medida que daría preferencia a los contratistas y proveedores locales de servicios de construcción, entre varias otras.

Nuestro nuevo gobierno ha establecido un nuevo marco de referencia en cuanto a productividad. Algunos argumentarán que “no es cantidad, sino calidad”. A esos, les decimos fuerte y claramente que no tan solo tenemos la cantidad, sino que hemos legislado con la calidad que exigen los tiempos y los retos que tenemos por delante.

Responsablemente y tomando en consideración las limitaciones fiscales existentes, hemos comenzado la reconstrucción de Puerto Rico. Tras un cuatrienio del “me vale”, el Partido Nuevo Progresista ha entrado con la fuerza del Pueblo a restablecer la credibilidad, a poner la casa en orden y a trabajar con los asuntos que otros se han negado a atender. Esta es tan solo la Primera Sesión y, fiel a la trayectoria histórica de este Partido, lo mejor está por venir.

💬Ver 0 comentarios