Carl Soderberg

Tribuna Invitada

Por Carl Soderberg
💬 0

Prohibido olvidar a las comunidades aisladas

En Puerto Rico hay cerca de 240 comunidades tan aisladas que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados no puede proveerles agua potable. La población de estas comunidades ronda las 120,000 personas, similar a las del Municipio de Guaynabo o Trujillo Alto. El Departamento de Salud, la AAA, la Agencia Federal de Protección Ambiental e instituciones académicas las denominan comunidades “Non PRASA”, un anglicismo de la designación de EPA “communities served by non-PRASA water supply systems”.

Esas comunidades construyeron acueductos rústicos para atender sus necesidades. Cien se nutren de aguas superficiales y 140 de aguas subterráneas. Pero un alto porcentaje de las comunidades suplidas por aguas subterráneas confronta la realidad de que esas aguas provienen de quebradas o ríos, y son extraídas por pozos. La presencia de patógenos aumenta la vulnerabilidad. Más del 90% de los sistemas carece de filtración y la gran mayoría de desinfección consistente. Poco se ha divulgado que 17 escuelas públicas se suplen de sistemas Non-PRASA.

¿Se imaginan el impacto de los vientos huracanados sobre estos sistemas? Lo más seguro es que tumbaron los tanques de almacenamiento de agua de estos sistemas y mucha de las líneas de agua que van por la vía aérea, cruzando barrancos y áreas escarpadas. Lo que no se llevó el viento se lo llevó el golpe de agua y/o el deslave ocasionado por las lluvias torrenciales. La situación se complica por los animales muertos arrastrados por las corrientes, el desborde de pozos sépticos y el desvío de estaciones de bombas de aguas usadas de la AAA. Como he explicado en columnas anteriores, la turbiedad del agua disminuye significativamente su desinfección.

Contrario a las 680,000 personas que aún carecen del servicio de la AAA, estas 120,000 nunca recibirán el servicio porque no son parte del sistema de distribución. Peor aún, no se contabiliza por el gobierno ni la prensa, la situación del agua de estas comunidades. Parecería que ninguna agencia se ocupa de estas comunidades. ¿Qué agencia o entidad tiene a estas personas en su lista de prioridad? ¿Existen oasis para servir a estos hermanos? Les exhorto a llevar con premura agua potable y alimento a estas comunidades.

Las autoridades sanitarias deben orientar sobre cómo desinfectar el agua de ríos, quebradas, manantiales y pozos para evitar serias repercusiones en la salud. El gobierno federal y el estatal tienen que dar alta prioridad a la reconstrucción de los acueductos rurales. Contrario a los sistemas de la AAA, la mayoría de los rurales opera sin electricidad. Tenemos una obligación moral con los más olvidados entre los más necesitados.

Otras columnas de Carl Soderberg

jueves, 13 de septiembre de 2018

Urge buen manejo de residuos

El exjefe de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carl Soderberg, reclama a la JSF que incluya entre los proyectos estratégicos, instalaciones para manejar adecuadamente los residuos sólidos en la isla

jueves, 9 de agosto de 2018

La plaga de las bolsas plásticas

Carl Soderberg resume el saldo positivo de la veda de bolsas plásticas en los comercios a un año de aprobada la ley regulatoria y advierte sobre el revés que representa el fomento de utilizar las denominadas “platino”

lunes, 9 de julio de 2018

Arterioesclerosis en la alcantarilla

Carl Soderberg cita las deficiencias en los controles de grasas en los alcantarillados, así como la negligencia de comercios cuyo personal arroja este material por estos conductos cruciales

💬Ver 0 comentarios