Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

Puente de amor

No me gusta la palabra diáspora. Suena fea. Tiene ese algo de culpa implícita. De victimismo. De haberse uno dado por vencido. De escapar. Y el diccionario tampoco reconforta mucho que digamos. Define diáspora como una dispersión de grupos humanos que se ven forzados a dejar su sitio de procedencia y por eso están repartidos por distintos países.

Yo pertenezco a la diáspora desde el año 2017. Salí de Puerto Rico con la mano delante y el boleto de ida, como todos los que nos fuimos después del huracán María.

Dallas es mi ciudad de acogida en el sur de los Estados Unidos. Encontré aquí empleo, seguridad, un hogar. Compatriotas, amigos y a la familia del exilio, que me tratan como si fuera su hija.

Exilio. Otra palabra triste. En España, durante la dictadura de Francisco Franco, a un escritor le censuraron un artículo porque aludía a un renombrado autor que ¨se encuentra en el exilio¨. Desde que el mundo es mundo, la dictadura necesita de la censura para existir. Esa dictadura fue implacable. Y la nota del censor, junto al escrito original, llegó a nuestros días. Tachaba la frase completa y escribía sobre ella ¨Exilio es una palabra triste. Sustituir¨. Y si mal no recuerdo, el propio censor ofrecía sinónimos para aligerar el tono.

Sin embargo, no hay censura que derrote la realidad de la vida. Y esa realidad no admite sustitutos. Contrario a lo que una minoría ignorante se empeña en divulgar, nosotros, la diáspora, no dejamos nuestro amor a Puerto Rico ni nuestro deber y compromiso con su bienestar, olvidado en el aeropuerto Internacional de Isla Verde. Eso quedó demostrado en el verano de 2019. Dondequiera que había un boricua, había una bandera y una manifestación. ¡En Noruega, en Suiza, en América del Sur, en América de Norte y hasta en Australia!

La distancia geográfica no es capaz de romper ese puente de amor. Estamos aquí, Puerto Rico, para ayudarte a luchar.


Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 2 de octubre de 2019

Vieques

Para los residentes de Vieques es un martirio cotidiano que no le importa a nadie. Por eso se hartaron. Y decidieron hacer vivir la experiencia a la Administradora de Transporte Marítimo, escribe Rosa Mercado

lunes, 29 de julio de 2019

Tierra para florecer

Rosa Mercado señala que en el chat del gobernador, lo que escandaliza, lo que mayor indignación provoca no son las palabras, sino las acciones

💬Ver 0 comentarios