Luis Vega Ramos

Punto de vista

Por Luis Vega Ramos
💬 0

Puerto Rico atrapado en los juegos del poder

Tras la jornada en el Tribunal Supremo de Puerto Rico, en la que unánimemente se afirmó el orden constitucional en torno a la sucesión tras una vacante en la gobernación, el pueblo albergaba la esperanza de que, aún con algunos tropiezos pendientes, se pudiera regresar a una normalidad socioeconómica y también abrir una discusión de cómo debe fluir el proceso político y electoral tras los eventos históricos del “Verano del ‘19”. 

Desgraciadamente, eso no ocurrió. Rápidamente los asuntos del partido volvieron a interponerse a los del país. 

Antes de que Wanda Vázquez tan siquiera jurara la gobernación, ya Thomas Rivera Schatz le ordenaba el nombramiento de Jenniffer González a la Secretaría de Estado y la posterior e inmediata renuncia a la gobernación para que la comisionada residente ascendiera a la incumbencia y, por supuesto, a la candidatura para el 2020. 

Por su parte, la nueva y constitucionalmente validada gobernadora partió rauda y veloz con una flota de siete vehículos a La Fortaleza, desde donde en las horas siguientes manifestaría su intención de culminar el corriente mandato hasta diciembre del 2020, pero no demostraría la misma disposición de contestar las serias interrogantes que se han levantado en torno a su gestión como secretaria de Justicia. 

Entre ellas, sobresale la seria imputación de que intentó que el exsecretario de la gobernación, Raúl Maldonado, no le enviara cierta información que —en sus propias palabras enviadas por mensajería de texto— la hubiera obligado a iniciar una investigación contra su gobierno en torno al manejo de los suministros post María. 

La situación escaló rápidamente. Durante el primer día de la licenciada Vázquez como gobernadora, el liderato electo del Partido Nuevo Progresista, se reunió en el Capitolio y tomó la decisión partidista de suscribir la “Operación Rivera Schatz” para que la nueva gobernadora acomodara a la comisionada residente como su sucesora inmediata. 

Acto seguido, el liderato partidista del PNP le comunica al pueblo desde el Capitolio el saldo de su veloz “reorganización política” de cara al 2020, ligeramente disfrazada de acción gubernamental. 

Tras la conferencia de prensa, todo estaba claro. Para ellos, para los líderes electos por el PNP, frente al reclamo del pueblo en estas semanas, es más importante poner al partido sobre el país. El día anterior se apegaban a la Constitución; ahora retrotraen su lealtad principal (y prácticamente única) al programa del PNP. Además, anunciaron sin empacho alguno, que eso es lo que le impondrán a Wanda Vázquez en los próximos días. 

Por su parte, la gobernadora en espera, Jenniffer González dijo sin desparpajo que su intención (tras eventualmente asumir la gobernación) será seguir implantando el mismo “Plan” que hiciera famoso Ricardo Rosselló y que tanta ruina nos ha causado. 

Tras la conferencia de prensa, el liderato político del PNP partió a La Fortaleza a explicarle todo eso a la gobernadora Vázquez. Ya veremos el saldo de dichas gestiones.

Es obvio que Puerto Rico sigue atrapado en los juegos de poder y ambición personal adjudicándose en cuartos oscuros por el liderato del PNP. Ellos no aprendieron nada de las últimas semanas. 

Para ellos, nada ha cambiado. Ellos siguen creyendo que el partido va por encima del país. 

El pueblo que tomé nota. Y vaya agarrando las cacerolas nuevamente.

Otras columnas de Luis Vega Ramos

jueves, 27 de junio de 2019

Valeria, Oscar y Donald: tragedia del muro

Luis Vega Ramos expresa que padre e hija perecieron frente al muro de odio, xenofobia, demagogia y maldad de la política migratoria de Trump

martes, 4 de junio de 2019

El rescate de la misión del Senado

Luis Vega Ramos expresa que el cuerpo senatorial tiene que recuperar su misión histórica y defender a Puerto Rico de quienes le castigan

💬Ver 0 comentarios