Silverio Pérez

Tribuna Invitada

Por Silverio Pérez
💬 0

Puerto Rico en la oscuridad

Es la primera vez que salgo de viaje y la maleta de mayor peso está llena de tristeza. Miro por la ventanilla del avión y abajo queda una isla cubierta por una densa y oscura nube. No es el polvo del Sahara ni las cenizas que un tribunal ajeno ordena que se viertan sobre Peñuelas. Es una oscuridad tóxica que entorpece la esperanza y promueve el pesimismo. El ambiente es tenso. La tiraera sustituye el raciocinio. El fanatismo florece.

En medio de la peor crisis fiscal, social y política de nuestra historia, la voz de la sensatez no se logra distinguir entre la estridencia. Algunos políticos, lejos de promover el consenso necesario y urgente, abonan a la exclusión y al discrimen. De qué otra forma se puede entender la insistencia en aprobar una ley que solo restaura la marginación de las parejas del mismo sexo, aceptado así, cándidamente, por el presidente de la Cámara en una entrevista radial. El oscurantismo promotor de esa ley producto del fundamentalismo religioso quedó en evidencia cuando el representante Miranda Rivera, coautor de la misma, no fue capaz, en una entrevista radial, de articular una razón coherente que justificara la misma.

Lejos de promoverse el diálogo y la búsqueda de consenso se han legislado enmiendas al Código Civil que criminalizan las protestas. Los mismos que aplauden las manifestaciones con encapuchados en Venezuela se aprestan a reprimirlas en Puerto Rico. Esto se hace porque la actual administración sabe que cuando comiencen los recortes en servicios básicos de salud, los nuevos impuestos, el aumento en las multas, la escasez de medicamentos, la reducción en las pensiones, el deterioro en las carreteras, el incremento en el costo del agua y la luz, entre otros golpes, ya no serán solo los estudiantes universitarios los que se tiren a la calle a protestar.

Estos golpes amenazan con lanzar a la miseria o a la pobreza extrema a más puertorriqueños. Pero, los beneficios a los privilegiados se hacen con la mayor desfachatez. Al nuevo jefe de la sombrilla de Seguridad, Héctor Pesquera, le pagarán $248,500; a Julia Keleher, $250,000; a Natalia Jaresko $625,000; en solo tres funcionarios ¡más de un millón de dólares! Pero si hurgamos en el Senado, mejor dicho, en el programa de desvío a políticos cuestionables de Tomás Rivera Schatz, tenemos a los exalcaldes Aníbal Vega Borges y Jorge Santini, entre otros, ganando decenas de miles de dólares al mes. Se le aprieta el cuello al pobre y se le llena el bolsillo al político de la tribu.

La transparencia es otra víctima de la oscura capa que nos cubre. Se nos sigue negando la auditoría a la deuda multimillonaria en la que los ricos y poderosos nos metieron. Tampoco se nos dice cuál es el presupuesto que la presente administración ha sometido a la Junta de Control Fiscal. Esto, para evitar que la gente lo sepa antes de la farsa plebiscitaria del 11 de junio, al son de sobre $5 millones, sin el aval del Departamento de Justicia federal, con la colonia incluida como opción, y con la aclaración de que la ciudadanía americana no es exclusiva de la Estadidad. No conforme con ello se aprestan a enviar, con gastos pagos y con la inmunidad que cobija a los funcionarios públicos, a casi una decena de personajes que, bajo el Plan Tenesí, harán funciones corridas del teatro del absurdo en el Capitolio Federal.

La incomodidad ante estos excesos y abusos es contrarrestada por el fanatismo político oficialista con epítetos arrancados de la época de la Guerra Fría, insultos, ataques a nivel personal y amenazas. En medio de este oscurantismo no hay posibilidades de recuperar el país. Aprendamos de los estudiantes universitarios que poco a poco han ido construyendo un diálogo que ya ha rendido frutos.

En pocas horas estaré a miles de millas, haciendo el Camino de Santiago por tercera vez, esta vez acompañando a decenas de puertorriqueños que caminarán su ruta en profunda reflexión. Ojalá en la isla pase lo mismo. ¡Buen camino!

Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 12 de diciembre de 2017

Una Navidad diferente

El escritor Silverio Pérez indica que los dolores de parto que Puerto Rico ha padecido eran necesarios para descubrir el verdadero país que éramos.

martes, 28 de noviembre de 2017

Destapemos la olla de hipocresía

Silverio Pérez llama a romper los paradigmas tradicionales de los roles de los sexos, que también llevan al abuso sexual y su condonación.

viernes, 10 de noviembre de 2017

Un nuevo discurso para el país

Para adelantar la reconstrucción del país, Silverio Pérez reclama un cambio de actitud y acciones entre quienes condenan al extremo a los que piensan diferente a sus convicciones

martes, 24 de octubre de 2017

Positivismo responsable

Silverio Pérez señala que para construir un Puerto Rico verdadero la zapata tiene que ser la verdad, de lo que somos y aspiramos ser.

💬Ver 0 comentarios