Jorge Farinacci Fernós

Tribuna Invitada

Por Jorge Farinacci Fernós
💬 0

Puerto Rico era de izquierda

Cuando se escribió la Constitución de Puerto Rico, uno de los temas más importantes en la agenda del país eran los derechos de los trabajadores. Asuntos como el derecho a tener sindicatos, negociar colectivamente con el patrono, hacer huelgas, y el derecho al pago de overtime cuando se trabajaba más de ocho horas corridas fueron elevados a rango constitucional porque existía un consenso nacional a favor de ellos.

Ello se debía a la conciencia social y política que tenía un gran sector de nuestro pueblo trabajador. Hoy, los sindicatos y los derechos laborales se han convertido en algo negativo. No tan solo gobiernos penepés y populares le han declarado la guerra a todo lo que se asemeje a derechos laborales o sindicales, sino que parte del país cree que las uniones son malas y de que hay demasiados derechos laborales.

Cuando se vendió la Telefónica, la palabra privatización era peyorativa; se asociaba con corrupción y despilfarro. Era sinónimo de quitarle al pueblo para regalárselo al rico. Privatizar era una mala palabra. Hoy se quiere privatizar hasta las playas y pocos protestan.

¿Qué ha pasado? ¿Por qué las personas que más se verán afectadas por la eliminación de derechos laborales y la privatización aparentan favorecer estas medidas? Por décadas se ha intensificado un mensaje que viene desde arriba: lo púbico es malo, sálvese quien pueda, viva el individualismo. Si eres empleado en la empresa privada y te enteras que un empleado de la Unión de Trabajadores de la Industria de Electricidad y Riego (UTIER) se gana más que tú, en vez que exigir que tu patrono te pague más, insistes en que le bajen los beneficios al otro. Se trata de una carrera hacia abajo. Algunos se indignan cuando ponen piscinas de plásticos en residenciales públicos, pero se quedan callados cuando no se le cobran casi contribuciones a las grandes corporaciones. El estatus complica el asunto aún más. Si eres independentista, eres de izquierda. Entonces, si eres estadista, debes der de derecha. Esto, a pesar de que, por décadas, lo contrario era cierto.

Puerto Rico era de izquierda: empresas públicas, derechos laborales, espacios comunes. Ahora beneficiamos a los ricos y criticamos al pobre. ¿Energía Eléctrica? Que la vendan. ¿Derechos de los trabajadores? Que los quiten. ¿Las Escuelas? Que las cierren. La victoria de los ricos sobre los pobres no es que los primeros se quedan con toda la riqueza; es cuando los pobres los defienden

Otras columnas de Jorge Farinacci Fernós

jueves, 10 de agosto de 2017

El estatus no es una ideología

El abogado Jorge Farinacci Fernós reflexiona en torno a la noción errónea que se tiene sobre los partidos políticos como entes ideológicos respecto al estatus territorial

💬Ver 0 comentarios