Andrés Fortuño Ramírez

Desde la diáspora

Por Andrés Fortuño Ramírez
💬 0

Puerto Rico, España y EE.UU. en el Santurce Soccer Team 1953

La primera vez que subí a Facebook la histórica foto del equipo de balompié de Santurce en 1953, muchos comentaron que desconocían que en Puerto Rico se jugaba fútbol para esos tiempos. La realidad es que yo tampoco tenía la historia clara, así que hice una pequeña investigación por Internet y descubrí el porqué de muchas cosas.

Resulta que la tradición futbolística en nuestra isla comenzó hace más de 100 años. A diferencia de hoy, antes se competía mayormente por prestigio y honor. El deporte más jugado en el mundo estaba libre de la gran comercialización que hoy lo define.

El balompié o fútbol se juega en Puerto Rico desde principios del siglo XX. Un deporte importado de España. Por lo que los primeros equipos estaban compuestos mayormente por españoles y eventualmente por algunos criollos. También existían equipos formados por norteamericanos, irlandeses e ingleses. Razón por la que para la década del 50 aún muchos consideraban el fútbol como un deporte de extranjeros. El primer juego entre equipos oficiales se jugó en los terrenos de El Morro, en 1911.

En esos tiempos no solo se sudaba la camiseta para obtener goles, también se disputaba, quizás de forma simbólica, el poderío entre los norteamericanos y los españoles. Así que el deporte se desenvolvía como un fenómeno social donde los jugadores manifestaban sus rencillas en la cancha. 

Según leí en varios sitios oficiales, para 1917 el fútbol fue excluido de los programas de educación física en las escuelas, fecha en que se le otorgó la ciudadanía norteamericana a los puertorriqueños bajo la Ley Jones. En el nuevo orden norteamericano no había espacio para apoyar un deporte que reforzaba la identidad española en la isla. Razón por la que el fútbol no se desarrolló de la misma manera que otros deportes como el béisbol o el baloncesto.

Aun así, en 1946 se forma el primer equipo de fútbol netamente puertorriqueño. Sus jugadores participaron ese año en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia. Según los expertos, la participación fue un desastre. Pero al menos quedó algo claro, Puerto Rico seguía sintiendo pasión por el fútbol y no estaba dispuesto a dejarlo ir.

La década del 50 fue una de grandes cambios para Puerto Rico. Por un lado, ocurre el mayor éxodo de puertorriqueños hacia los Estados Unidos (hasta ese momento). 237, 000 personas partieron hacia el norte entre 1950-54 debido a la terrible situación económica que atravesaba el país.

Por otro lado, en 1952 se aprueba la constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, obteniendo más derechos para autogobernarse. Se comienza a fomentar de lleno la industria agrícola y la situación en la isla comienza a mejorar, haciendo que los pueblos desarrollen identidades particulares y rivalidades deportivas. Esto da pie a la formación de nuevos equipos de fútbol por región: Hato Rey, Arecibo, Ponce, etc.

También para la década del cincuenta se celebra la primera Copa Mundial, cuarta edición organizada por la FIFA, luego de la Segunda Guerra mundial. Las ediciones del 42 y 46 habían sido suspendidas debido a la guerra. Esto ayuda a revivir el interés por este deporte en el mundo entero, y claro está, entre los deportistas puertorriqueños.

Entre estos grandes entusiastas se encuentra mi padre, Ramón Fortuño, quien aparece en cuclillas en la fotografía. Mi padre jugó varios años en el equipo de Santurce y se retiró una vez obtuvo su grado de ingeniería del Colegio de Mayagüez. Sin embargo, siempre ha seguido el deporte a través de la tele con el mismo entusiasmo de cuando tenía 20 años. En la foto también aparecen varias figuras importantes del fútbol y el deporte en Puerto Rico.

Solo por mencionar algunos: Saso Tulier, uno de los inmortales del fútbol puertorriqueño, destacado en el salón de la fama. José Ramón Navedo, gran futbolista y cofundador junto a Paquito Cordero, Ulises Brenes y los hermanos Aragón (Gaby, Fofó y Miliki) del famoso equipo Los Millonarios de la Tele. Don Félix Joglar Rosa, maestro de maestros en varias disciplinas deportivas, tanto fuera como dentro de la Universidad de Puerto Rico. El tramo de la avenida Ponce de León que cruza frente a la Universidad lleva su nombre desde 2013.

El equipo de Santurce en 1953 estaba formado por puertorriqueños, españoles y norteamericanos. Quizás un reflejo de la sociedad santurcina de esos tiempos, o de nuestra complicada identidad nacional. En fin, que 65 años más tarde seguimos pateando la pelota con el sueño de que algún día, las nuevas generaciones traigan la Copa Mundial a casa, o al menos por ahora, divertirnos, y tratar de limar las asperezas creadas en nuestra formación a través del deporte. 

Esta columna publicó originalmente el 12 de mayo en https://futbolboricua.co bajo el título El fútbol en Santurce en la década de 1950


Otras columnas de Andrés Fortuño Ramírez

lunes, 5 de noviembre de 2018

Mofongo en Miami

Andrés Fortuño comenta sobre la diáspora puertorriqueña en Miami, Florida

miércoles, 31 de octubre de 2018

Halloween borincano

Andrés Fortuño Ramírez dice que los descendientes de africanos integraron su visión y deidades a las fiestas, dando forma a las típicas fiestas de máscaras y disfraces borincanas

💬Ver 0 comentarios