Andrés R. Cortés Ortiz

Tribuna Invitada

Por Andrés R. Cortés Ortiz
💬 0

Puerto Rico: Más allá de la política

El azote comenzó cuando la realidad llegó en nuestras caras sobre la pobreza en la llegada de María. Creíamos estar felices cuando realmente no lo estábamos, simplemente fingíamos estarlo. Creíamos que María venía con un soplito, pero el resultado fue diferente. Vivíamos en que sí había una realidad, pero la teníamos invisible por el miedo al dolor de la verdad. Fuimos testigos en acusar a gobiernos latinoamericanos de decir que se mueren de hambre, pero por culpa del ego nuestro no veíamos que éramos nosotros quienes nos estamos muriéndonos de hambre.

En estos 60 y pico de días sin luz, agua y también sin ayuda; más allá de la política, la ideología no sirve de ayuda; la ayuda sirve en nuestras manos para coger una cuchara y repartir comida a nuestros vecinos. Ante estos apagones, desastres y problemas emocionales hemos olvidado quienes somos. Debemos ser esa noche en que volvimos a ser gente, como lo decía José González. Más allá de la política la comunidad no son los gobiernos; es el pueblo de Puerto Rico.

Hoy las ideologías de la independencia o estadidad no resolverán el hambre de la comunidad. María nos trata de enseñar que debemos salir de esa burbuja donde el gobierno de los Estados Unidos o el gobierno de Puerto Rico nos va ayudar. Debemos coger una aguja y explotarla, para después crear otra perfecta y vivir en una que se llama "comunidad con conciencia".

Hoy nadie es independentista, estadista, comunista o cuanta ideología hay. Estamos atacándonos en las redes sociales o quizás de frente, cuando estamos en una crisis que juntos la estamos enfrentando. Tenemos que dejar de usar entonces el "#PuertoRicoSeLevanta" cuando estamos cayéndonos tratando de atacarnos por pensar diferente.

Allá dentro de nuestro corazón, existe la espiritualidad del ser humano. Solo con regalar un abrazo y decir "todo se resolverá" anima a quedarse el espíritu que está a punto de partir en un avión, no para otro país, sino para el cielo. Tenemos que agarrar nuestras manos y vivir un día a la vez para enfrentar la realidad. Debemos leer para crecer, ver para analizar y ser para reparar lo que está roto.

Un día le contaremos a las próximas generaciones esta historia. Los niños tienen que ver a sus padres como un héroe, no un quedao' o quedá. Mi mamá me decía que no lloremos por un fracaso, para levantarse hacia el triunfo no es el país, es nuestra cabeza. Para sacarlo de la invisibilidad, más allá de la política; existe humanidad. ¡Qué viva Puerto Rico!

💬Ver 0 comentarios