Mildred Cortés

Punto de vista

Por Mildred Cortés
💬 0

Puerto Rico necesita más que nunca a la UPR

Resulta ser una paradoja que la administración universitaria, la Junta de Gobierno de la UPR (JGUPR) y la Junta de Control Fiscal (JCF) enfaticen en lo importante de fortalecer la investigación en la UPR, mientras quieren obligar que el Sistema de Retiro (SR) se cambie de uno de beneficios definidos a uno de contribución definida, modificando totalmente el contrato con el que los docentes llegaron a la UPR. También en este mismo periodo se modificaron las exenciones de matrícula y se planifica cambiar las condiciones del plan médico de los empleados.

La UPR dirige y coordina alrededor del 80% de la investigación que se realiza en el país. Su plantilla de profesores e investigadores es una de primer orden, y compiten y acceden a fondos de propuestas competitivas. Podrían estar en otras universidades del mundo, pero decidieron quedarse para aportar al país, tanto locales como extranjeros, con salarios más bajos pero compensados con beneficios marginales que son muy apreciados. Todos los docentes de la UPR rinden funciones vitales en las clases regulares, así como en las de las especialidades que ofrece la Universidad.

Lamentablemente, la aportación que la UPR tenía que hacer al SR anualmente no se hizo, lo que ha redundado en una deuda importante al Sistema. Es una deuda de la UPR al Fideicomiso del Sistema de Retiro de la UPR. Por este error pagarán la UPR y el país. La UPR no será la misma. Muchos compañeros, conscientes de lo que nos espera, se verán obligados a retirarse, quedando trabajos importantes inconclusos. Igual sucedería con quienes llevan poco tiempo en la UPR: son empujados a irse. ¿Cómo quedarse? Hay sobre 2,500 empleados que pueden jubilarse, entre ellos, muchos que traen a la UPR importantes investigaciones financiadas con fondos competitivos, lo que viabiliza que los estudiantes realicen sus investigaciones.

Hay que destacar además los servicios que presta la UPR a Puerto Rico. En este asunto estamos juntos empleados, estudiantes y Puerto Rico. Esta recomendación de cambio en las condiciones laborales se hace sin un análisis del valor y pertinencia de la UPR al país y a los más desventajados. Solicitamos a la administración universitaria y a la JGUPR requerir al gobierno de Puerto Rico que les restituya parte del presupuesto para que la UPR pueda continuar operando adecuadamente. Pueden hacerlo y más aún, documentarlo. Tenemos la evidencia. Hoy más que nunca Puerto Rico necesita la UPR.

💬Ver 0 comentarios