Epifanio Jiménez

Tribuna Invitada

Por Epifanio Jiménez
💬 0

Puerto Rico no debe ignorar las lecciones de Harvey

Con las experiencias de alrededor de 100 ciclones, cuatro de ellos en menos de 10 años -Hugo, Marilyn, Hortense y Georges (1989-1998), tras el énfasis en la planificación coordinando con FEMA, Puerto Rico parece estar mejor preparado que Texas ante la emergencia de huracanes y sus consecuencias.

Esto quedó evidenciado ante el huracán Georges, cuando a Puerto Rico se le otorgó el Premio “Neil Frank Award”, mientras dirigí la Agencia Estatal Para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres), ante la respuesta de Puerto Rico sin muertes, dato nunca ocurrido en Estados Unidos ante huracanes de categoría similar.

Los planes, las actividades de resciliencia informando sobre la vulnerabilidad  en las comunidades para realizar proyectos de mitigación y así evitar daños similares a emergencias,  conferencias y adiestramientos y preparación a los hogares con el Plan Doméstico Familiar son vitales para minimizar pérdidas de vida y propiedad antes, durante y después de cualquier emergencia.

Puerto Rico cuenta con un Plan de Emergencia Estatal y con un Centro De Operaciones compuesto por las agencias estatales, federales, el sector privado y religioso con responsabilidades primarias y de apoyo, representado por coordinadores interagenciales representando y con la autoridad de los secretarios y jefes de agencia.  Estas agencias también tienen sus planes certificados con ejercicios (simulacros) para garantizar efectividad.

Los 78 municipios y las zonas estatales también tienen sus Centros Operacionales de Emergencias (COE), respectivamente.

Todas las etapas son importantes, pero la etapa antes evalúa la vulnerabilidad, los recursos necesarios, cantidad de refugios, alertas, coordinación y ayuda técnica del exterior y la activación de los protocolos de Emergencias, Desastres y Catástrofes.

El desalojo en Puerto Rico en Puerto Rico garantiza refugios bien identificados, suficientes en cantidad a base de estudios reales de población con ejercicios (simulacros), aparentemente en Texas ésta no se realizó ni se orientó a las comunidades con un Plan Doméstico Familiar para la unidad básica de la sociedad que son la primera respuesta ante cualquier emergencia.

En Texas durante Harvey y Camile aparentemente no se demostró la preparación del recurso de refugios suficientes y efectivos ante la llamada de desalojo, ya que llevó a la ciudadanía a desconfiar y no responder quizás por falta de orientación previa.

En Texas durante el huracán Harvey se evidenció mayor vulnerabilidad en la propiedad doméstica, comercial e industrial por la fragilidad de los materiales de construcción por causa de las temperaturas (calor) y las inundaciones causadas por la marejada ciclónica, la condición del nivel del mar,  tierra adentro en las costas, desbordamientos de cuerpos de agua tierra adentro (ríos, lagos, canales) y el no considerer el drenajes dentro de la posibilidad de estas circunstancias.

La planificación, antes, durante y después tiene que realizarze con datos reales (estudios y experiencias) estudios de vulnerabilidad, proyectos de resciliencia para la comunidad (primera respuesta) ante vulnerabilidades reales. La planificación es vital.

 

Otras columnas de Epifanio Jiménez

martes, 10 de octubre de 2017

Lo que procede tras la catástrofe

Epifanio Jiménez señala algunas medidas que deben acuñarse 20 días del paso del huracán María por la isla

viernes, 8 de septiembre de 2017

Cuando la tierra tiembla

El ex titular de la Aemead, Epifanio Jiménez, recuerda la importancia de un plan familiar para actuar en caso de un sismo en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios