José Manuel Toral

Punto de vista

Por José Manuel Toral
💬 0

Puerto Rico pierde con la fusión en los muelles

El vivir en una isla nos hace vulnerables a una serie de circunstancias muy distintas a las de vivir en un continente. Creo que las leyes de oferta y demanda que rigen en los continentes no son funcionales en muchas situaciones que normalmente lo son para los territorios continentales. Por ejemplo, nuestro sistema eléctrico no tiene alternativas de conexión a fuentes aledañas a nuestra isla. Nuestras alternativas para suplirnos de bienes dependen mayormente de solo un sistema, los barcos.  No podemos suplirnos utilizando trenes, ni camiones como sucede en los territorios continentales, solo barcos y aviones.  

Estados Unidos puede suplirse de Canadá, México y América del Sur utilizando trenes y camiones. A su vez, su comercio interestatal utiliza esos medios de transportación. Puerto Rico, por ser una isla, no puede. Somos cautivos de dos realidades. Primero, casi todo el comercio tiene que ser utilizando los barcos; segundo, estamos obligados a utilizar la Marina Mercante de los Estados Unidos, que es la más cara del mundo, para suplirnos de la mayor parte de los bienes y alimentos que consumimos.

El Herfindahl-Hirschman Index (HHI) se utiliza tanto en Puerto Rico como por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para determinar el índice de concentración de mercado. A mayor HHI, mayor concentración de mercado y menos competencia. El HHI de los monopolios es 10,000, lo que indica que la competencia es virtualmente ninguna y se pagarán los precios más altos que estén dispuestos a pagar los consumidores. Parkin (octava edición) establece que “un mercado en que el HHI es superior a 1800, se considera no competitivo”. Sigue diciendo que “El Departamento de Justicia revisa a fondo cualquier fusión de empresas en un mercado donde el HHI exceda a 1000 y es probable que objete una fusión si dicho índice excede 1800”.

Por la información obtenida de la prensa sabemos que lo que sucede en los muelles de Puerto Nuevo se comporta como un oligopolio, esto es, pocas empresas ofrecen un bien o servicio a un mercado. La forma en que los oligopolios crecen es mediante adquisiciones o fusiones, que es lo que se propone en los muelles de Puerto Nuevo. Esto provoca que el nivel de concentración aumente, se torne menos competitivo y perjudique así a los consumidores, que somos cautivos por ser Puerto Rico una isla. 

El HHI es fácil de calcular, solo se eleva al cuadrado el mercado que se controlará y se obtiene el valor. Analizando dos cálculos de como quedaría el HHI de darse esas fusiones, según información obtenida de los comentarios sometidos por MIDA a la Comisión Marítima Federal, se estima entre 3498 y 3802 y otro 3584 que luego de la fusión aumentaría a 5800. Ese nivel de concentración de mercado es extremadamente alto. 

No veo la dificultad de, utilizando un índice objetivo como el HHI, objetar la fusión quese le propone al pueblo de Puerto Rico, que eventualmente y como suele suceder, será el que pague los platos rotos. Somos una isla, no un continente, y es justo y razonable que todo nuestro comportamiento y andamiaje debe estar analizado bajo esa óptica y realidad geográfica.


Otras columnas de José Manuel Toral

💬Ver 0 comentarios