Gustavo Vélez

Tribuna Invitada

Por Gustavo Vélez
💬 0

Puerto Rico tiene que pensar en grande

Pensar en grande, por definición es lo opuesto a pensar en pequeño. Hace un poco más de medio siglo, por allá por la década del 1940, una generación de puertorriqueños decidió pensar en grande, y así comenzaron a gestar el salto más grande que ha dado generación alguna.

Por varias décadas, el país solo conoció la expansión casi sin límites de su economía, y la aventura hacia la modernidad. El experimentó democrático iniciado con la aprobación de la Ley 600 en el 1952, proveyó un modelo institucional de gobierno limitado.

Aún con sus limitaciones, los líderes de aquella joven democracia pensaban en grande, y así crearon instituciones exitosas, que nos convirtieron en un modelo a seguir por otras economías en vías de desarrollo. Había un entendido social y político, que le permitió a aquel Puerto Rico soñador, hacer grandes cosas y construir lo que parecía ser una economía fuerte y vigorosa. Aquella vocación de soñar y hacer cosas grandes, parece que tuvo su fin hace dos décadas. En los comienzos del nuevo milenio, comenzó la actual depresión económica y luego conocimos la quiebra fiscal.

Hoy, mientras mi querida isla parece diluirse en discusiones pequeñas y batallas estériles, parecemos desperdiciar una oportunidad única para volver a pensar en grande, como le hicieron nuestros antepasados en condiciones aún más adversas. Los retos vigentes, como la quiebra y el golpe mortal del huracán María, deberían incentivarnos a que nuevamente comencemos a pensar en grande.

Lo irónico del asunto, es que cuando miramos todas las cosas malas que nos han pasado en las primeras dos décadas del siglo 21, me preguntó que más grave puede pasarnos como sociedad y cuanto más bajo podemos caer. Claramente, entender la complejidad y los retos que enfrentamos, debería motivarnos a comenzar a pensar en grande.

Si la generación de aquella época, en condiciones de pobreza extrema pudo articular un proyecto de país, y construir la modernidad que hoy tenemos, porque nosotros en mejores condiciones materiales, somos incapaces de volver a soñar en pensar en grande. Un profesor que tuve en la universidad, me decía que la diferencia entre la generación que levantó a Puerto Rico y la actual, es que la presente, cogió “la chiringa volando”, la dejó caer y ahora no sabe como levantarla. Sin lugar a dudas, la actual generación operó en un contexto mucho más fácil que aquella generación de la década del cuarenta.

Sin embargo, la actual generación tiene a su favor la experiencia de décadas de desarrollo económico e industrial. Un andamiaje de universidades y capital humano. La generación actual, tiene a su favor, las herramientas de la tecnología y las telecomunicaciones, que potencian las posibilidades para innovar y comunicar ideas y conceptos.

La generación vigente tiene a su favor, la presencia de una clase empresarial emergente de capital local, que no estaba presente ni tenía la misma fuerza hace medio siglo. Tenemos anuestro favor, las dinámicas de la globalización y la apertura de mercados, que nos permite exportar nuestros productos y servicios, sin barreras comerciales.

Nuestra generación tiene a su favor, más un siglo de libre comercio y acceso al mercado más grande del mundo, que son los Estados Unidos. Y nuestra generación tiene a su favor cinco millones de puertorriqueños en el norte continental, que pueden ser proveedores de recursos y talentos. Si por un momento nos quitamos las limitaciones que impone el pesimismo, veríamos más activos.

De cara al fin de las primeras dos décadas, urge comenzar a pensar en grande, solo así será posible parir un nuevo Puerto Rico.

Otras columnas de Gustavo Vélez

jueves, 20 de junio de 2019

Una deuda que nuestros hijos puedan pagar

Gustavo Vélez declara que una reducción significativa de la deuda permitiría reorientar recursos para que la economía crezca y atender compromisos fundamentales como las pensiones

sábado, 15 de junio de 2019

Puerto Rico después de la quiebra

El país y sus gobernantes tienen que repensar cómo mejorar la gobernanza y encaminarnos hacia la solvencia

miércoles, 29 de mayo de 2019

La protección de las pensiones

El economista Gustavo Vélez alude a malas prácticas que fomentaron la inestabilidad de los sistemas de retiro y destaca que plantear que la JSF va a reducir las pensiones es pura demagogia.

💬Ver 0 comentarios