Antonio Quiñones Calderón

Punto de vista

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

Puntual la Secretaría de la Gobernación

No sería exagerado afirmar que, en los tiempos actuales de la gobernanza pública en Puerto Rico, el cargo de secretario de la Gobernación contiene en sí la más puntual importancia y el más alto valor para el servicio público. Tampoco sería exagerado decir, especialmente luego de los recientes acontecimientos emanados desde la propia Casa de Gobierno, que en buena medida –en mucha medida, debo decir–, el éxito de todo gobernador –en nuestro caso, de la gobernadora Wanda Vázquez Garced–, depende de la selección de quién dirigirá su gabinete constitucional y su grupo de trabajo en general.

Ciertamente, la gobernadora tiene la indelegable responsabilidad de dirigir la política pública, de hacer que se implante el programa de gobierno votado mayoritariamente por el pueblo, de aportar sus propias iniciativas e innovaciones y de encauzar la dirección de su equipo de trabajo hacia los derroteros del bienestar social y económico del colectivo. Desde esa perspectiva, el secretario de la Gobernación, como su principal asistente y asesor, debe ser alguien curtido en la dinámica de la administración pública, con pleno conocimiento, no solo de lo gubernamental, sino de las interrelaciones entre los que dirigen las agencias y demás instrumentalidades públicas y los hombres y las mujeres a quienes ha de servirse con el más comprometido sentido de justicia y sensibilidad. Ningún funcionario público es más claramente consciente de la importancia de la relación gobierno-pueblo que el alcalde. Ninguno tiene el cúmulo de experiencias y convivencia directa con sus constituyentes. Desde luego que a eso ha de añadirse un conocimiento profundo que ha de tener del funcionamiento y la responsabilidad del aparato gubernamental, incluyendo los municipios.  

Al momento que escribo, se apuntaba hacia el alcalde de San Sebastián del Pepino, Javier Jiménez, como candidato principal de la gobernadora para asumir la Secretaría de la Gobernación. El líder municipal no vislumbra renunciar al ayuntamiento pero ha ofrecido su asistencia a la gobernadora.

Jiménez tiene amplio conocimiento de lo que realmente es el corazón de la administración pública: la gobernanza municipal, pero también de un acervo de decisiones puntuales para un pueblo en momentos de angustia colectiva. Tómese como ejemplo su iniciativa ante las difíciles alternativas que se debatían en las semanas inmediatas que siguieron al fatídico 17 de septiembre de 2017 provocado por el huracán María. Ante la evidente incapacidad inicial que exhibía la Autoridad de Energía Eléctrica para comenzar a electrificar los municipios y luego su incapacidad en la respuesta que apremiaba el más vital de los servicios interrumpidos durante aquellos días, el alcalde Jiménez dio vida a la ahora famosa Pepino Power Authority para energizar su municipio. Liderando un numeroso grupo de ingenieros y más de una treintena de peritos locales en las materias relacionadas con el servicio eléctrico, Pepino Power se convirtió en la primera y hasta ahora única iniciativa municipal de recuperación del sistema eléctrico. Apenas tres meses después del vendaval de María, el 85 por ciento de los 35,000 pepinianos contaba con el vital servicio. La creatividad en tiempos difíciles muy bien puede ser trasladada a la cima del poder público.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

lunes, 5 de agosto de 2019

“Ahí te dejo ese desastre”

Antonio Quiñones Calderón expone que es de rigor una actitud alerta de los creyentes en las instituciones de la democracia para evitar que continúe la actual inestabilidad social en Puerto Rico

miércoles, 31 de julio de 2019

Separar el grano de la paja

Antonio Quiñones Calderón expresa que serán los votos los que seguirán poniendo y quitando gobiernos en Puerto Rico

jueves, 25 de julio de 2019

Gobernar con cautela

Antonio Quiñones Calderón advierte sobre los “inversores políticos” prestos a pasar factura por su “inversión” en la campaña

💬Ver 0 comentarios