Ileán Pérez Cruz

Buscapié

Por Ileán Pérez Cruz
💬 0

Quedamos en tantas cosas

Quedamos en vernos en noviembre. Después en diciembre. Los planes continuaron postergándose. En Nueva York donde las distancias son navegables, las circunstancias conspiran para el desencuentro en un escapismo geográfico.

Entonces, se nos hizo tarde. Por ahora, solo me quedan las lágrimas que llegan sin anunciarse. Acomodarme entre los intentos por organizar los recuerdos compartidos como si el orden me ofreciera una sensación temporera de control ante el inevitable caos que ha supuesto que ya no estés. Otro número para la pandemia.

Mi mejor amigo me contestó las llamadas esta semana luego de contarle de tu muerte. Me texteó a diario para no permitir que el silencio le robara siquiera un segundo al desahogo. Me sugirió que te escribiera. 

También hablé con otras personas que inesperadamente compartieron anécdotas. Sospecho que animadas todas por la vulnerabilidad que el desvelo de la muerte despierta en los mortales: reconocer la fragilidad de saberse vivos antes de regresar a la rutina de ser los que éramos antes. Aunque no seamos los mismos.

Ante la ausencia de un espacio afectivo para ritualizar lo desconocido de lo común, porque la pandemia exige distancia. Categorías. No podemos llorarte juntos. Ante la ausencia de abrazos que, por breves instantes nos acercarían a tu cariño en el hombro, en el pecho ajeno, nos queda obituar. Empapelar los muros de los medios sociales con tu rostro en un collage de recuerdos, canciones, videos y palabras. Llevarte a todas partes como tú cuando nos hablabas de Italia, y de Bari, y cuando nos servías la mesa en tu casa.

Te enamoraste de Puerto Rico. De una puertorriqueña y de sus amistades. Lo nuestro consistió en una máxima caribeña que te abrazó hasta el final. Desconozco qué debo sentir, solo experimento los extremos del amor. Me resisto al vacío por no mentir, ser injusta a una memoria que nos obsequiaste llena de aventuras.

Nos tocaste. Te quisimos. Te recordaremos con el calor de las velas al viento que no se apagan.

Otras columnas de Ileán Pérez Cruz

martes, 28 de abril de 2020

Quedamos en tantas cosas

Ileán Pérez Cruz comparte la experiencia de perder a un amigo a causa del coronavirus

lunes, 24 de febrero de 2020

La playa de los perros muertos

El ser humano se entiende por encima de los animales y acomoda el lenguaje para justificar su falso reinado, afirma Ileán Pérez Cruz

💬Ver 0 comentarios