Héctor Luis Acevedo

Tribuna invitada

Por Héctor Luis Acevedo
💬 0

¿Qué está en juego en la urna?

Hoy, martes, se celebran elecciones en Estados Unidos para elegir a los nuevos miembros de la Cámara de Representantes, una tercera parte de los integrantes del Senado y varios puestos importantes de gobernador en algunos estados.

¿Por qué son cruciales estas elecciones?

Porque si los demócratas ganan, van a asegurar que las ayudas a Puerto Rico sean las correctas y que se investigue lo sucedido con la respuesta del gobierno después del huracán María. Porque la Cámara de Representantes tiene previsto investigar escándalos vinculados al presidente Donald Trump, lo que podría desembocar en un proceso de residenciamiento o al menos dificultar su reelección.

¿Qué está en juego?

35 escaños del Senado y los 435 de la Cámara, así como las gobernaciones de New York, Florida y Georgia, entre otras.

A diferencia de Puerto Rico, donde se celebran elecciones cada cuatro años, la Cámara de Representantes se renueva cada dos. Así fue en la Isla de 1900 a 1917 cuando la Ley Jones las dispuso cada cuatro años y nuestra Convención Constituyente así lo mantuvo.

El Senado de Estados Unidos era electo por las legislaturas de los estados. En 1913, mediante la Enmienda XVII se dispuso su elección por voto directo. Sus escaños son por seis años y se elige una tercera parte del cuerpo cada dos años.

¿Hay elementos decisivos?

Tal como sucedió en Puerto Rico, en 1944 la participación es lo decisivo y hay un intento planificado en algunos estados como Georgia de suprimir electores. La norma que requiere que las inscripciones sean perfectas saca del registro a decenas de miles de electores que son normalmente los menos educados y las minorías.

Normalmente, en las elecciones del término medio, por no estar involucrada la presidencia, participa el 40% del electorado.

Los electores menos comprometidos son los que menos votan. Por eso la movilización de los grupos comprometidos deciden. A eso se le llama el factor intensidad.

Por eso Trump está haciendo campaña con el issue de la inmigración ilegal, nombrar un juez al Tribunal Supremo no favorecedor del aborto y defender el derecho absoluto a portar armas. Los demócratas hacen campaña por el Obamacare y contra los escándalos de Trump.

El issue normalmente decisivo es la condición de la economía la cual debe favorecer al presidente, aunque Obama la dejó en plena recuperación.

La clave está en quién sale a votar y, claro, a quién dejan votar.

¿Hay perspectivas claras?

Nadie sabe.

Los demócratas necesitan dos escaños para ganar el Senado, pero 26 de los 35 escaños en competencia son demócratas, lo que dificulta ese objetivo.

La Cámara tiene la tradición, salvo tres instancias, de no favorecer al partido del presidente, así que los demócratas tienen una mejor oportunidad de ganar es cuerpo legislativo.

Para saber los resultados hay que ver los números de la participación, en vez de las encuestas, las cuales se han equivocado mucho. Si vota mucha gente, ganan los demócratas y si votan pocos ganan los republicanos.

A la hora de la verdad cada voto cuenta.

Otras columnas de Héctor Luis Acevedo

domingo, 4 de agosto de 2019

Nuestras esencias son lo primero

Héctor Luis Acevedo considera errado el comentario de que en Puerto Rico se dio un golpe estado con la juramentación de Pedro Pierluisi como gobernador

💬Ver 0 comentarios