Goodwin Aldarondo

Tribuna Invitada

Por Goodwin Aldarondo
💬 0

Qué implica el memo de Sessions para el cannabis en Puerto Rico

La notificación de la revocación del memorando de James Cole de parte del fiscal general federal de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha conmovido a la industria del cannabis a nivel nacional. Puerto Rico no es la excepción.

Pacientes, empleados y dueños de establecimientos de cannabis en Puerto Rico se encuentran confundidos con las expresiones de Sessions y las implicaciones que esto podría provocar. El panorama en Puerto Rico no cambiará por el momento, así que la industria de cannabis seguirá en crecimiento.

Las expresiones de Session meramente advierten que el gobierno federal podría perseguir a los estados o territorios que no están regulados o aquellos que no estén en cumplimiento con las regulaciones. ¿Por qué no nos debemos preocupar? Porque estas expresiones son palabras imposibles de ejecutra a nivel nacional. Sólo sirven para advertir a aquellos que no estén en cumplimiento con la ley local y/o federal.  

La Constitución Federal le da a los estados el poder para regular los asuntos internos, como lo es el cannabis medicinal o recreacional. Ante esto el gobierno federal no puede intervenir, punto. El gobierno federal solo podría intervenir si ocurriese una violación a la ley federal como lo sería exportar o importar cannabis entre los estados (comercio interestatal).

Es por esto que el Cole memo solo dió una definición más detallada de un derecho ya existente de los estados, y se interpretó de manera específica a la emergente industria del cannabis. En resumen, el Cole memo solo le dice a los estados que tienen derecho a poseer o no cannabis en su territorio.

Por otro lado, el Congreso de Estados Unidos estableció en su útlimo presupuesto que no se utilizaría dinero federal para perseguir ningún establecimientos de cannabis, por lo que las expresiones de Sessions no pueden concretarse hasta la nueva asignación de fondos federales.

El gobierno federal tiene un déficit económico enorme. El memorando de Sessions no es una orden sino una expresión la cual deja a la discreción de los Fiscales de Distrito federal el perseguir o no establecimientos de cannabis.

Frente a esto debemos preguntarnos ¿Cuántos Fiscales de distrito estarán de acuerdo con las expresiones de Sessions? ¿Tienen estos los recursos y fondos para presentar casos federales a establecimientos de cannabis?  ¿Estarán los estados y sus agencias dispuestas a colaborar con el gobierno federal ante estos casos? ¿Deben los establecimientos dejar de operar? Nuestra opinión es que no existe ni el interés, ni los fondos ni los recursos para hacer valer las expresiones de Sessions.

La mejor defensa y protección ante una intervención federal lo es el mantenernos en estricto cumplimiento de la Ley 42 y el reglamento 8766ª.

A pesar de haberse dejado sin efecto el Memorando Cole, es nuestra posición que debemos continuar utilizando como guías las ocho (8) prioridades federales establecidas en dicho memorando. Además, debemos mantenernos dentro de los limites de la ley y el reglamento que gobierna la industria en P.R. Con ello, nos aseguraremos de mantener alejados al gobierno federal. 

Otras columnas de Goodwin Aldarondo

💬Ver 0 comentarios