Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

Que la diversión sea lo primero en el deporte

Cuando la semana pasada este diario publicó un artículo sobre la propuesta que la Comisión Técnica de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico presentará ante la Junta de Gobierno con el objetivo de darle un toque más recreativo y menos competitivo a los juegos en las ligas infantiles, el dirigente de béisbol, Edwin Rodríguez, me envió un plan de desarrollo de atletas de la pelota canadiense.

Fue un plan que dicho país norteamericano estableció en el 2006 y el cual Rodríguez estudió detenidamente con la idea de impulsarlo en nuestro país. Y lo primero que establece este plan es la eliminación de competencia en las primeras etapas de aprendizaje. La idea es que los niños y niñas –entre los seis y diez años- salgan al terreno de juego a aprender sin el temor de fallar, porque no hay un campeonato en juego. Nadie podrá gritarles porque perdieron un juego o un campeonato. Es genial. Rodríguez lo presentó en una ocasión ante el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y no llegó ni a primera base, literalmente.

Ya es tiempo de cambiar la mentalidad a la hora de fomentar el desarrollo deportivo de nuestra niñez. Hay que eliminar la presión de ganar en las gradas y en la línea de coaching. Por ejemplo, no es posible que una liga de béisbol exponga a niños de tres y cuatro años a unas presiones innecesarias por la conquista de un campeonato. Y lo mismo acontece en los torneos de siete años o menos en el baloncesto. ¿Cuál es la necesidad? No puedo entenderlo.

Lamentablemente, este es un tema que no le interesa al DRD ni a las Federaciones deportivas. Por tal razón, entiendo que la Comisión Técnica de la Federación de Baloncesto tiene ante sí una gran oportunidad de implementar un cambio importante en el desarrollo de este deporte y, a su vez, enviarle un mensaje contundente a las restantes disciplinas deportivas.

La Comisión presentará su propuesta ante 33 miembros de la Junta de Gobierno y estoy seguro que encontrará obstáculos, ya que este plan podría representar una merma de participantes y de dinero en los clubes. Pero aquí la salud emocional de nuestros niños es más importante. La filosofía debe ser sencilla: que la diversión sea lo primero.

💬Ver 0 comentarios