Zoé Laboy Alvarado

Tribuna Invitada

Por Zoé Laboy Alvarado
💬 0

Que no se repita la historia tras María

Son muchas las lecciones que nos ha dejado el paso del huracán María por la Isla y si no hacemos buen uso de ellas, estaremos destinados a repetir los mismos errores. Aunque la respuesta de las tres ramas de gobierno y los gobiernos municipales a la catástrofe fue rápida, es una realidad que siempre existe espacio para mejorar la respuesta y ejecutoria.

Desde el área legislativa es mucho lo que puede y debe hacerse.  Esta servidora radicó

varias resoluciones y proyectos para atender diversas inquietudes, como requerir que todo comercio dedicado a la venta o alquiler e instalación de generadores eléctricos, incluya en la venta un detector de monóxido de carbono; requerir a las estaciones de gasolina que cuenten con un generador o planta eléctrica que supla las necesidades energéticas del establecimiento en caso de fallas en el sistema de energía eléctrica; y contar con refugios en cada uno de los municipios, que permitan una estadía prolongada para quienes pierdan sus hogares, en escuelas cerradas para afectar lo menos posible la educación de nuestras niñas y niños.  Igualmente, enmendar la ley para permitir al jefe o la jefa de agencia que ante una emergencia se encuentre corto de personal para atenderla, pueda recabar la colaboración de otra agencia para que le facilite el personal que necesite; así como investigar la capacidad de las compañías de seguro para cumplir con el pago de las reclamaciones.  Además, investigar el funcionamiento, los protocolos, los servicios y las operaciones en general del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín, antes y después del paso del huracán.

Todas esas medidas son necesarias, pero sin duda, a mi juicio, la más relevante es el Proyecto del Senado 695 para crear la Comisión Conjunta Permanente para la Preparación y Respuesta ante situaciones de Emergencias y Desastres.  De convertirse en ley, dicha Comisión tendrá a su cargo evaluar la preparación y respuesta de las tres ramas de Gobierno, los entes municipales y el sector privado, ante situaciones de emergencia y desastre, así como identificar formas tangibles y significativas para mejorarlas.

El ente estaría constituido por las o los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, el gobernador o gobernadora, las o los presidentes de las organizaciones que agrupan a los alcaldes, jefes y jefas de agencia, y una amplia representación del sector privado. La Comisión estaría dividida en comités para atender las áreas de salud, seguridad, protección a poblaciones vulnerables, refugios, banca y seguros, utilidades e infraestructura, agricultura, asuntos contributivos y del consumidor, desarrollo económico y turismo.

El peritaje de los miembros de estos grupos permitiría recopilar información sobre la preparación y respuesta de cada una de las entidades concernidas ante una situación de emergencia, evaluar ideas para su mejoramiento y realizar recomendaciones sobre cursos de acción que podrá tomar el gobernador o la gobernadora, dentro de sus poderes constitucionales, así como otras que puedan desarrollarse mediante legislación.

Tenemos que demostrar que verdaderamente hemos aprendido la lección y tomar acción para garantizar que contemos con los protocolos y la preparación adecuada y que, cuando enfrentemos sucesos de esta naturaleza, los servicios públicos y privados a la ciudadanía puedan reestablecerse dentro de periodos razonables y en forma segura. Es nuestro deber con las futuras generaciones.

Otras columnas de Zoé Laboy Alvarado

miércoles, 18 de abril de 2018

Tú Decides

La senadora Zoé Laboy Alvarado enfatiza la importancia de invertir en la prevención de la delincuencia

💬Ver 0 comentarios