Mariela Kury

Buscapié

Por Mariela Kury
💬 0

Querida Clase 2020

Mi colegio se divide en tres niveles; en la primera planta se encuentra preescolar y primaria, en la segunda la elemental y, en la tercera, intermedia y superior o “las nenas grandes”. Desde que bajé por las escaleras de ese edificio por primera vez hace catorce años, me encontraba mirando hacia arriba. Miraba aquel tercer piso donde cada año disfrutaban de actividades de las cuales yo quería ser parte. Veía cómo celebraban las aceptaciones de las universidades y se graduaban listas para enfrentar su nueva etapa. Esperaba con ansias ese día en el cual me tocara a mí; aquel día donde empezarían todas mis últimas veces en la escuela.

La vida es como la atracción de Disney “Tower of Terror”; sube y baja constantemente. En las subidas, sientes mariposas en el estómago, disfrutas de la vista desde el tope de la torre y no puedes aguantar la risa por la adrenalina que corre por tu cuerpo.  Esto representa los buenos momentos. Cuando celebramos algún logro, creamos memorias con nuestros seres más queridos o simplemente vivimos alguna experiencia que nos saca una sonrisa. Las subidas, además de llenarnos de alegría, tienen la capacidad de transformar una vida en blanco y negro en una llena de colores, felicidad, sonrisas y positivismo. 

Sin embargo, no se puede subir sin luego bajar. En las bajadas, se grita por el miedo y se nos crea un nudo en el estómago. Estos son los momentos de frustración, ira o tristeza. Cuando algo nos sale mal y no logramos nuestro objetivo, tenemos algún desacuerdo con otro individuo o incluso cuando nos encontramos encerrados en casa por una pandemia mundial.

Queridos estudiantes de la clase 2020: actualmente, nos encontramos en una bajada que muchos piensan que no volverá a subir. Si hay algo que aprendí en mis clases de Matemáticas, es que todo problema tiene solución y este que estamos viviendo no es una excepción. Es difícil pensar en todos los sacrificios que hicimos y el tiempo que esperamos para que de un día a otro perdamos los momentos más especiales. Por esto, les exhorto a que cambien esa mentalidad porque, a pesar de esta triste realidad, volveremos al tope y una vez lo hagamos, disfrutaremos esa subida aún más todavía. Todos nos están apoyando, así que nos toca confiar en que tarde o temprano, llegaremos a la solución del problema. Además, utilicemos esta experiencia como una de aprendizaje para enfrentar la próxima bajada. Como dijo el profesor José Alberto Cabán en una canción que escribió, “Clase 2020, recordados por su ejemplo y por ser fuertes”. Continuemos siendo fuertes, no permitamos que la espera por tantos años sea en vano y, por último, sigamos combatiendo, porque pronto volveremos a subir.

Otras columnas de Mariela Kury

viernes, 15 de mayo de 2020

El enemigo interior

Nuestro contrincante no es esa persona a quien estamos mirando, sino que nosotros mismos. Nuestra mente es la que crea esa voz que escuchas y te tortura, escribe Mariela Kury

domingo, 22 de marzo de 2020

La esperanza en la pandemia

Debemos ser optimistas y considerar como es posible que esto termine, si tomamos las medidas necesarias y nos cuidamos, escribe Mariela Kury

💬Ver 0 comentarios